Líquido que almacena energía solar | Tecnologías Renovables
Valora el post!

Actualmente, el gran desafío de la humanidad es encontrar nuevas fuentes de energía que no continúen dañando el medio ambiente. Miles de científicos han centrado sus investigaciones en la búsqueda y producción de fuentes de energías renovables para evitar que los índices de calentamiento global, cada día más preocupantes, sigan aumentando.

Pero ahora uno de los mayores retos no es cómo producir esta energía limpia, sino más bien cómo almacenarla. En este artículo te contamos todo acerca de un gran descubrimiento: un líquido que almacena energía solar.

El líquido que puede guardar la energía del sol

En el campo de la investigación acerca de las energías renovables, destaca la labor del grupo de la Universidad Tecnológica de Chalmers, en Suecia. Estos científicos han desarrollado un combustible termosolar que logra almacenar la energía que proviene del sol durante varios años para poder utilizarla en el futuro, en horas sin sol e incluso en los meses de invierno.

Jeffrey Grossman, profesor del MIT, explica que este combustible solar térmico se parece mucho a una batería, pero que, en lugar de almacenar electricidad, almacena la luz del sol, la cual puede extraerse en forma de calor cuando sea necesaria. Según Grossman, ese calor puede utilizarse como calefacción, para calentar agua o convertirse en electricidad por medio de termopares.

El año pasado, los científicos suecos presentaron una molécula compuesta por carbón, hidrógeno y nitrógeno. Esta composición tiene una propiedad única cuando es expuesta al sol: se transforma en un isómero que puede almacenar energía. Los investigadores lo han denominado MOST (Molecular Solar Thermal Energy Storage) y los descubrimientos acerca de sus posibilidades continúan hasta la fecha.

¿Cuáles son las ventajas de este líquido?

Líquido que almacena energía solar | Tecnologías Renovables

Contrario a lo que ocurre con los combustibles fósiles, la recuperación de la energía almacenada en este líquido no produce CO2 ni otros gases o partículas contaminantes. Por esta razón, este descubrimiento supone un gran avance en el campo de las ciencias medioambientales, ya que su uso podría reducir exponencialmente el aumento del calentamiento global. Además, según el investigador Kasper Moth-Poulsen, el calor recuperado al extraer la energía del sol es mucho mayor al esperado inicialmente.

Otro de los grandes beneficios del líquido que almacena la energía solar es que puede recargarse con otras fuentes de calor. Esta propiedad posibilita el aprovechamiento del calor residual generado por diversos procesos industriales, el calor que producen los motores de los vehículos, el cual generalmente se desperdicia, y algunos fenómenos naturales.

¿Cómo funciona el almacenamiento?

Para poder recuperar la energía almacenada en el isómero, es necesario usar un catalizador que los investigadores han desarrollado, el cual modula la liberación energética según las necesidades de uso. Los expertos explican que este catalizador funciona como un filtro a través del cual fluye el líquido, lo que genera una reacción que lo calienta a 63 grados. Esto significa que si el líquido tiene una temperatura de 20 grados al momento de entrar al catalizador, saldrá con una temperatura de 83 grados.

¿Cómo funciona el almacenamiento?

Para extraer la energía del líquido, es necesario recorrer el camino inverso. Es decir, que los enlaces de los átomos vuelven a su orden original y la molécula en estado líquido, el combustible, puede volver a utilizarse. Este ciclo se ha repetido más de 125 veces sin que se detecten cambios significativos en la molécula, lo que indica que este tipo de energía será reutilizable por largos periodos de tiempo.

El grupo de la Universidad Tecnológica de Chalmers ha instalado un prototipo en la cubierta de uno de los edificios del campus; sin embargo, afirman que todavía queda mucho camino por recorrer para perfeccionar el funcionamiento de esta tecnología. Además de encontrar un diseño óptimo, Moth-Poulsen, afirma que es posible incrementar la temperatura de salida y que, una vez logrado esto, el líquido que almacena la energía solar podría estar en el mercado en un plazo inferior a diez años.

Beneficios de la energía solar

Beneficios de la energía solar

Las nuevas tecnologías relacionadas con la energía solar, como la que acabamos de mostrarte, traen grandes beneficios al medio ambiente. Cada día, este tipo de energía alternativa se vuelve más presente en nuestra vida cotidiana por sus múltiples ventajas tanto ambientales como sociales, por lo que se emplea en varios productos que facilitan nuestro día a día, como los paneles solares en casas, fundas de móviles y hasta mochilas que nos permiten estar siempre conectados.

Entre los múltiples beneficios de la energía solar, además de ser renovable y de las más amigables con el medio ambiente, destacan las ventajas económicas a largo plazo. A la larga, la electricidad solar es mucho más barata que pagar los servicios de una compañía eléctrica, por lo que la compra de paneles solares se convierte realmente en una gran inversión. Igualmente, se pueden obtener créditos por la producción excesiva de energía, esto quiere decir que, si la instalación solar es muy grande, las compañías eléctricas pueden pagarte por el exceso de energía. Asimismo, varios gobiernos entregan créditos fiscales a las personas que compran sistemas de energía solar.

Como ves, la energía solar pronto se convertirá en una de las fuentes más usadas por la humanidad. Gracias a las investigaciones de la Universidad Tecnológica de Chalmers cada vez estamos más cerca de reemplazar la electricidad y reducir nuestra huella ambiental. Ahora que conoces los grandes beneficios de esta tecnología, ¡cuéntanos tu opinión! ¿Tú ya utilizas la energía solar en tu vida diaria?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here