Alexa, el asistente de voz de Amazon, será ahora más humano y más inteligente. La compañía presentó una serie de mejoras que ayudarán a enriquecer su desempeño. Entre estos avances se encuentran la capacidad de operar sin internet e integrarse en conversaciones, y una manera de hablar más natural.

Estos desarrollos se dieron a conocer durante el evento virtual de Amazon el pasado 24 de septiembre. En este encuentro, se demostraron una serie de capacidades por parte de Alexa que contribuyen a volverla más inteligente y eficiente.

Uno de los primeros desarrollos presentados es su capacidad de aprender por medio de deep learning. Así, podrá adquirir nuevos conceptos y acciones basado en lo que aprende de los usuarios. Esto se logra por medio de preguntas aclaratorias para entender mejor lo que pide la persona.

Por ejemplo, en la demostración se le pidió a Alexa: «Pon la luz en el modo de lectura de Rohit». El asistente entendió que no sabía a qué se refería con este modo de lectura y preguntó: «¿Qué quieres decir por «el modo de lectura de Rohit»?». De esta forma, el presentador le dijo que implicaba poner la luz en cierto porcentaje. Así, Alexa guardó la información para una próxima vez.

Otra de las mejoras implica que Alexa suene más natural al hablar. Amazon integrará pausas para dotar al asistente de mayor naturalidad al decir una oración larga. Así, se busca que la interacción sea menos robótica. Alexa podrá entender el contexto y ajustar su tono de voz. Incluso podrá hacer énfasis en palabras.

«Alexa, únete a nuestra conversación»

Alexa Amazon
Amazon

Una de las funciones que más sorprendió en la demostración es la posibilidad de integrar a Alexa a las conversaciones. Con solo decir «Alexa, únete a nuestra conversación», el asistente podrá escuchar y responder preguntas sin necesidad de mencionar siempre su nombre.

Esto es posible gracias al procesador AZ1 Natural Edge. Este chip mejora la capacidad de respuesta y permite reconocer y procesar los comandos en cuestión de milisegundos. Gracias a esto, el asistente puede entender cuándo las personas hablan entre ellas y cuando se dirigen a ella.

Esta función también se presentó durante el encuentro. En el ejemplo, dos personas hablaban de ordenar una pizza con Alexa. Las mujeres hablaban entre ellas y con el asistente, algunas veces sin hablarle directamente a Alexa. Sin embargo, se pudo demostrar que Alexa sabía identificar cuándo se dirigían a ella y cuándo no.

Para garantizar la seguridad de los usuarios, Alexa permitirá ver y eliminar las grabaciones de voz. Los dueños podrán pedirle a Alexa revisar las opciones de privacidad o pedir eliminar todo lo que se ha dicho. Incluso Alexa podrá preguntar si deseamos o no guardar los archivos de voz.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here