A inicios del milenio eran nueve: Mercurio, Venus, Tierra, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón. Luego, en 2006, Plutón comenzó a considerarse un planeta enano, pasó por una reclasificación y salió de la lista. Desde entonces son ocho. O, al menos, eso creíamos. Desde hace algunos años, los científicos debaten sobre un planeta nueve que podría existir o no en nuestro sistema solar.

¿Cómo es posible? ¿Podría existir otro planeta en el vecindario? ¿Cómo saberlo si nunca se ha visto? ¿Puede ser que no lo sepamos todo sobre nuestro sistema solar? La respuesta simple es sí. Constantemente se están identificando nuevos cuerpos en el sistema solar. Es posible hablar de planetas que no hemos visto en realidad (por ejemplo, los exoplanetas). Y, definitivamente, no sabemos todo sobre nuestro propio sistema solar. El universo que nos rodea es enorme y está lleno de misterios. Uno de ellos es el Planeta Nueve.

El Planeta Nueve: lo que se sabe y lo que no

Planeta Nueve qué se sabe

Empecemos desde el inicio. La primera vez que se volvió a hablar sobre un noveno planeta fue en 2016. Los científicos de Caltech, Michel Brown y Konstantin Batygin presentaron la idea de un Planeta 9 a la comunidad científica.

Según los científicos, este planeta dominaría gravitacionalmente a todos los cuerpos vecinos en el sistema solar. Su tamaño se aproximaría al volumen de Neptuno, es decir, sería 60 veces la Tierra y, además, sería de 5 000 veces la masa de Plutón. Estiman que podría ser el quinto planeta más grande del sistema solar. Para los astrónomos, este planeta, que está entre 300 y 400 veces la distancia del Sol de la Tierra, está perturbando la órbita de los llamados transneptunianos extremos.

De hecho, este movimiento extraño fue el que generó la primera hipótesis de la existencia del planeta. Los científicos notaron que los planetas enanos y otros objetos diminutos transneptunianos, en el cinturón de Kuiper, tenían una distribución de órbitas peculiar. Después de considerar varias explicaciones, se llegó a la conclusión de que el único cuerpo que podría generar esa fuerza gravitatoria sería un planeta. Mike Brown, profesor del Instituto de Tecnología de California, explicó:

Cuando miramos las afueras del sistema solar, nos dimos cuenta de que la mayoría de estos objetos lejanos seguían direcciones muy irregulares. Pero cuando observamos los que están realmente lejos, vimos que todos orbitaban en la misma dirección. Solo un planeta enorme podría provocar algo así.

No obstante, hasta la fecha nadie ha podido observar directamente el Planeta Nueve. Por lo tanto, su existencia no ha sido comprobada hasta la fecha y es objeto de un fuerte debate en el mundo científico.

¿Cómo se podría comprobar su existencia? Por medio de observaciones. Los científicos están utilizando telescopios con amplios ángulos de visualización para observar la mayor cantidad del cielo posible. Así, toman imágenes con cierto tiempo de diferencia y tratan de identificar que se mueve.

Es un método similar al usado para identificar a Plutón en 1930. No obstante, los científicos estiman que será más difícil de encontrar, dado que estará más lejos que Plutón y será menos brillante. Las estimaciones son que tarda entre 10 mil y 20 mil años en girar alrededor del Sol.

Te podría interesar: ¿Vida en Venus? ¿Adiós, Marte? | Qué indican los nuevos hallazgos

¿Existe el Planeta Nueve? Esto dice la comunidad científica

Planeta Nueve qué dicen

¿Qué posibilidades tiene de existir el Planeta Nueve? Según Greg Laughlin, astrónomo del USCS, el planeta tiene un 68,3 % de posibilidades de existir. Dice que es casi como tirar una moneda al aire. Por su parte, Alessandro Morbidelli, del observatorio Côte d’Azur, comentó ante The New York Times que apostaba 10 mil dólares a que el planeta existía.

No obstante, hay muchos otros científicos que han cuestionado la existencia de este planeta. Tal es el caso del proyecto Ossos, donde los científicos detectaron sesgos en sus propias observaciones de las órbitas de los TNO (objetos transneptunianos). Según informaron, ellos dirigieron las observaciones sistemáticamente hacia las mismas regiones del cielo; por lo tanto, otros grupos, incluido el de Caltech, podían estar experimentando los mismos problemas. Para ellos, no es necesaria la explicación de un noveno planeta para explicar sus observaciones.

Por su parte, el Dark Energy Survey realizó una observación si el comportamiento de los objetos transneptunianos podrían ser evidencia de perturbaciones gravitacionales del Planeta 9. Tras al análisis, concluyeron que el comportamiento es consistente con la isotropía azimutal y no requiere la hipótesis de otro planeta. Sin embargo, esta investigación no es suficiente para negar la hipótesis completamente.

En la otra esquina, hay varios grupos que han realizado observaciones que parecen probar la existencia del planeta. Por ejemplo, astrónomos de Universidad Complutense de Madrid aplicaron una técnica menos expuesta al sesgo para estudiar los objetos transneptunianos extremos. Sus observaciones y análisis indican que sí existe un planeta más allá de Plutón.

Un exoplaneta daría pistas sobre el Planeta Nueve

Exoplaneta Qué es
NASA

Más allá de nuestro Sistema Solar se encuentra el exoplaneta HD 106906 b, que llama la atención por su extraña forma de girar alrededor de sus estrellas. Según The Astronomical Journal, este exoplaneta podría propiciar mejores resultados en la búsqueda del Planeta Nueve.

¿Cómo podría ayudarnos? Por las únicas características de este cuerpo. Usualmente los planetas orbitan relativamente cerca de su astro. Sin embargo, el exoplaneta HD 106906 b tarda cerca de 15 mil años en orbitar a su estrella. Esto la convierte en la órbita más grande caracterizada. Además, el cuerpo celeste orbita una estrella binaria llamada HD 106906, un par de astros de color amarillo-blanco que tienen solo 15 millones de años y se orbitan entre sí en solo 100 días.

Quizás te interese: Descubren 24 planetas superhabitables | Más allá de una segunda Tierra

Lo más extraño de este exoplaneta es su eje orbital inclinado. En su sistema solar, todos los planetas están sobre el mismo plano. Sin embargo, él se encuentra inclinado 30° sobre el plano. Todo esto genera una serie de preguntas sobre su creación y cómo terminó en una órbita tan particular. Y las respuestas sobre su inusual comportamiento también se podrían usar para explicar el paradero del Planeta Nueve.

«Este sistema hace una comparación potencialmente única con nuestro sistema solar», explicó en un comunicado Meiji Nguyen de la Universidad de California. «Está muy separado de sus estrellas anfitrionas en una órbita excéntrica y muy desalineada, al igual que la predicción para el Planeta Nueve. Esto plantea la pregunta de cómo se formaron y evolucionaron estos planetas para terminar en su configuración actual».

De esta forma, el exoplaneta sugiere que el Planeta Nueve podría haberse formado de manera temprana en la evolución de nuestro sistema solar.

Recomendado: Nüwa | Así sería una futurista y sostenible ciudad en Marte

¿Y si en realidad es un agujero negro?

Planeta Nueve agujero negro

Sí. Esa es otra de las hipótesis que manejan los astrónomos. En 2019, se publicó una investigación de Jakub Scholtz y James Unwin, de la Universidad Cornell. En ella, sugirieron que las anomalías en los cuerpos más distantes del sistema solar se deben a un agujero negro y no a un planeta sin descubrir.

La investigación sugiere que el agujero negro tendría una masa entre cinco y quince veces más grande que la Tierra. Los científicos estiman que se habría formado al inicio de la expansión del universo.

Parece que el 2022 sería el año en que se compruebe esta teoría. Científicos de Harvard y la Black Hole Initiative (BHI) desarrollaron un método para determinar la naturaleza del Planeta Nueve. En realidad, este método es capaz de encontrar agujeros negros en el sistema solar exterior. Sin embargo, han manifestado que el Planeta Nueve será uno de los primeros en ser observados.

Para ello, los científicos se ayudarán del telescopio LSST (Legacy Survey of Space and Time), que podría producir las imágenes más profundas y amplias del universo. Operará desde Chile a partir de 2022 y permitirá observar destellos de acreción. La presencia de estos destellos podría probar o descartar el Planeta Nueve como un agujero negro.

Como no se sabe dónde se encuentra el Planeta 9 o el agujero negro, el LSST explorará toda la región en la que pueda residir. Si se confirma que el planeta realmente existe, sería la primera detección de un mundo en el sistema solar en dos siglos (sin contar a Plutón).

Te puede interesar: Oumuamua | ¿Posibles restos de una nave espacial o de un planeta?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here