El internet es una de las tecnologías más asombrosas de nuestra época. Gracias a él, podemos conectarnos con personas en cualquier lugar del mundo… y fuera de él. Sí, ahora el internet superará las barreras terrestres para llegar a nuestro satélite. Como parte de los objetivos de la NASA para la colonización lunar, se instalará 4G en la Luna para facilitar las comunicaciones con la Tierra.

La NASA tiene planeado que, para 2028, haya astronautas trabajando en una base lunar. Para ello, se introducirá una serie de nuevas tecnologías que permitan hacer esta experiencia más cómoda para los astronautas. Entre estas tecnologías se encuentra el 4G, que permitirá la transmisión de datos, el control de rovers, la navegación en tiempo real y la transmisión de video.

«Juntos, la NASA y la industria están desarrollando una variedad de capacidades listas para misiones para respaldar una presencia sostenible en la Luna y futuras misiones humanas a Marte», aseguró el administrador de la NASA, Jim Bridenstine, a través de un comunicado.

Te puede interesarVersión beta pública de Starlink ya está disponible con velocidades de asombro

Nokia, la encargada de instalar el 4G en la Luna

4G en la Luna 2

Bells Labs Nokia e Intuitive Machines serán las compañías encargadas de llevar a cabo este proyecto. La compañía recibió una financiación de 14,1 millones de dólares para desarrollar toda la infraestructura 4G en la Luna. El objetivo es que la red esté instalada y funcionando para 2024.

Los astronautas utilizarían esta red para generar una comunicación más rápida entre astronautas, vehículos espaciales, hábitats y módulos lunares. Adicionalmente, permitirá la transmisión en tiempo real sobre la geografía lunar y la transmisión de videos en alta definición. Los astronautas tendrían un localizador y un servicio de mensajería para enviar fotografías y videos en alta calidad y más rápido.

Sin embargo, instalar el 4G en la Luna no es una tarea fácil. La red tendrá que estar diseñada para soportar las dificultades de un entorno hostil: radiación, temperaturas extremas, una gravedad diferente y las vibraciones de los lanzamientos de cohetes.

Además, la infraestructura no podrá tener el mismo tamaño que en la Tierra. En vez de gigantescas torres con antenas, se deberá utilizar tecnología más compacta que se puedan transportar en cohetes. Sin embargo, la Luna ofrece una ventaja para las comunicaciones: al no tener árboles, edificios, montañas u otras señales, podría facilitar el conexión de esta red inalámbrica. Si todo marcha según lo esperado, se espera que eventualmente la red pueda evolucionar y pasar a ser 5G.

Este es solo uno de los proyectos que está impulsando la NASA. La Agencia apuesta por la colonización lunar para 2028. Por ello, otorgó 370 millones de dólares en contratos para implementar diferentes tecnologías en la superficie lunar. Fueron 12 las compañías elegidas que deberán trabajar en innovaciones como la generación de energía remota, la congelación criogénica, nueva robótica y un aterrizaje más seguro, entre otras.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here