Aunque parezca que la música es un talento que únicamente los humanos poseen, en los últimos años la Inteligencia Artificial ha logrado abrirse paso en este terreno. No solo puedes preguntarle a Siri por la canción que está sonando o pedirle a Alexa que reproduzca tu música favorita, sino que los algoritmos han invadido la creación musical.

Desde la generación de notas de percusión originales hasta la composición de melodías propias, la Inteligencia Artificial se ha vuelto cada vez más útil para en el campo de la producción musical. En este artículo te contamos todos los detalles acerca del uso de Inteligencia Artificial en el proceso de post-producción de audio.

La Inteligencia Artificial podría sustituir a los productores musicales

La producción musical involucra diversos procesos; sin embargo, lo que hace que una canción llegue a nosotros tal como la escuchamos es la masterización de audio. La masterización es el paso final de la post-producción musical y consiste en equilibrar todos los elementos sonoros para que una canción suene de forma unitaria y consistente sin importar el formato en el que se reproduzca, ya sea en un CD, en YouTube o en Spotify. Para lograr esto, el músico y el ingeniero de masterización deben llegar a múltiples acuerdos acerca de lo que buscan en el resultado final del audio.

Como propone Ian Cooper, ingeniero experto en el proceso de masterización de audio, la edición de sonido funciona como la edición fotográfica, puedes hacer el que cielo sea más azul o que el verde sea más verde, pero es un proceso tardado y, en muchas ocasiones, bastante caro. Dependiendo de la experiencia del ingeniero y de la complejidad del trabajo, el precio de una sola pista de audio puede variar entre 10 y 10.000 dólares. Aunque para los artistas de renombre internacional esto no es un impedimento, para los músicos independientes o los artistas principiantes esto significa una gran inversión. Por esta razón, desde hace unos años se han creado opciones automatizadas de masterización con costos mucho más bajos que la ingeniería humana.

Masterización automatizada: Post-producción sin oído humano

Tal parece que, como afirma Elon Musk, la Inteligencia Artificial cada día se acerca más a reemplazar a los humanos. Actualmente, en el campo de la producción musical, ya se están empleando diversas tecnologías que, además de realizar casi las mismas funciones que un ingeniero, no implican los costos elevados de este. Algunos de estos programas de masterización utilizan redes de aprendizaje profundo, mientras que otros emplean cadenas de señales diseñadas previamente por ingenieros y desplegadas como software. Pero, sin importar cómo operen, el objetivo es el mismo: masterizar una pista de audio en un par de clics.

La manera tradicional de masterización de audio requiere no solo de un ingeniero en audio o producción musical, sino de una sala con acústica especializada. Este espacio permite escuchar fallas en la música, como problemas en el rango espectral o el balance estéreo, y eliminar fallos, saltos y crujidos. Sin embargo, ahora todo este procedimiento puede llevarse a cabo utilizando únicamente un ordenador. La masterización automatizada parece ser la gran promesa para los músicos principiantes, ya que ofrece calidad, comodidad y, lo más importante, precios accesibles.

Los beneficios de LANDR

Uno de los softwares con más éxito en el ámbito musical ha sido LANDR, cuya plataforma promete que sonarás como un profesional sin pagar un estudio. En la actualidad, la mayoría de los artistas jóvenes y nuevos utilizan esta herramienta para masterizar su música y comenzar con su carrera musical; y, desde su aparición en 2014, más de dos millones de usuarios han producido diez millones de canciones gracias al algoritmo de LANDR.

El funcionamiento de LANDR es bastante simple. Solo tienes que cargar la pista de audio que deseas masterizar y dejar que el software la analice. Después de el análisis, LANDR te ofrecerá tres opciones y podrás elegir según la fuerza con la que quieras que se aplique los efectos, finalmente, puedes descargar la pista masterizada. La única desventaja es que, en caso de que no estés satisfecho con ninguna de las opciones, no puedes pedirle que afine sonidos específicos como podría hacerlo un ingeniero. Sin embargo, el algoritmo está diseñado para mejorar mediante el aprendizaje de las canciones que se van cargando a la plataforma.

Ahora bien, aunque las preocupaciones sobre la Inteligencia Artificial reemplazando a los humanos en varios ámbitos se han extendido, parece que ese no es el caso ni la finalidad de LANDR. Los softwares de producción musical no pretenden eliminar los puestos de trabajo de los ingenieros musicales, sino ofrecer alternativas asequibles para que la música de gente que empieza a introducirse en este mundo suene mucho mejor. A diferencia de los costos de un ingeniero, las tarifas de LANDR van desde cinco dólares al mes hasta 204 dólares al año e incluyen tanto la masterización de las pistas como su descarga en formato mp3, además de la distribución por medio de la plataforma.

Como puedes ver, la Inteligencia Artificial en el campo de la música es únicamente una herramienta para facilitar la inclusión de nuevos talentos a la escena artística. Sin embargo, hasta el momento no supera ni puede reemplazar el oído humano y su capacidad de creación. ¿Crees que en algún momento la Inteligencia Artificial pueda reemplazar a los ingenieros? ¡Cuéntanos tu opinión en los comentarios!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here