La energía eólica aprovecha la fuerza de los vientos para generar electricidad. Este es uno de los tipos de energías renovables que ha existido desde hace muchos años; sin embargo, recientemente, ha ganado más importancia en el mundo gracias a las variadas aplicaciones de la energía eólica que existen y a sus múltiples ventajas.

Su proliferación es tal que esta forma de energía suministra el 3 % del consumo mundial de electricidad. La Agencia Internacional de la Energía espera que para 2040 la energía del viento pueda cubrir el 9 % de la demanda eléctrica mundial.

La energía eólica se usa, principalmente, para producir electricidad. Sin embargo, en su obtención se genera energía mecánica y energía térmica, lo que amplía sus posibles aplicaciones a numerosos campos. Si quieres saber cuáles podrían ser estas aplicaciones, en Futuro Eléctrico te lo contamos.

Aplicaciones de la energía eólica

aplicaciones de la energía eólica

Generar energía eléctrica

Es el principal y más conocido uso de la energía eólica. Por medio de los parques eólicos se puede generar energía eléctrica en el ámbito doméstico y el industrial a gran escala.

Para lograrlo, se utilizan aerogeneradores. Se instala una torre en cuya parte superior hay un rotor con palas que se orientan en la dirección del viento. Estos rotores actuarán sobre un generador que permite obtener energía eléctrica.

La energía producida puede satisfacer las necesidades energéticas a gran escala de poblaciones o ciudades. También puede aprovecharse a menor escala, de forma autónoma, para abastecer una vivienda.

Aerobombas

Entre las aplicaciones de la energía eólica encontramos que pueden usarse con aerobombas y aprovechar la energía mecánica. Este es, tal vez, el uso más antiguo de este tipo de energía. La energía mecánica generada se puede aprovechar para el bombeo de agua, refrigeración o transformación de alimentos.

Específicamente, con las aerobombas, se bombea el agua para satisfacer distintas necesidades, sobre todo agrícolas. Principalmente, se usa a pequeña escala, a nivel del usuario. Para ello, se usa un aerogenerador que captura el viento para accionar un compresor. Este último bombeará el agua por medio de un elevador de aire comprimido. El agua se puede elevar en razón de 500 litros por hora. Es decir, podría cubrir las necesidades de pequeñas explotaciones agrícolas.

Molinos de viento

aplicaciones de la energía eólica 2

Otra forma de aprovechar la energía mecánica generada por la energía eólica son los molinos de vientos. Estos molinos son una de las formas más antiguas de aprovecharla y tienen cierta vigencia hoy en día. Para ello, se instala un generador eólico dentro del molino, que será accionado por el viento para realizar la molienda de granos, especialmente el trigo.

Energía térmica

Las aplicaciones de la energía eólica también incluyen aprovechar la energía térmica. Es decir, la energía generada a través del viento se puede transformar en térmica para usarse en actividades agroalimentarias. Esta se genera a través de la acción del viento y se puede usar para la producción de calor o frío. Es decir, puede calentarse el agua por rozamiento mecánico o accionar una bomba de calor para climatizar espacios.

En la ganadería

aplicaciones de la energía eólica 3

La ganadería es uno de los segmentos que más se puede beneficiar de los usos de la energía eólica. De hecho, su producción se ha ligado al campo, dado que facilita el accionar productivo del hombre. La energía eólica puede aprovecharse para impulsar la extracción del agua de los pozos profundos hacia las granjas. De esta manera, ayuda a movilizarla y distribuirla para el consumo del ganadero.

Hidrógeno verde

Esta es otra de las aplicaciones de la energía eólica, aunque no es muy extendida. El hidrógeno es la sustancia más abundante en la naturaleza, pero no se encuentra libre en el ambiente. La producción de hidrógeno verde requiere de un proceso químico que necesita de gran cantidad de energía. Y, en este proceso, la energía eólica puede ayudar a generar una electricidad limpia que ayude a separar el hidrógeno de otros elementos.

Transporte

aplicaciones de la energía eólica1

La energía del viento también puede aprovecharse para facilitar el transporte. Especialmente, las embarcaciones navales como los veleros son propulsadas por el viento. Los veleros, por ejemplo, atrapan el aire en el velo para aprovecharlo para desplazarse por el agua.

Palabras finales

Es evidente que las aplicaciones de la energía eólica son variadas e interesantes. Pueden beneficiar a las grandes empresas y ciudades, abasteciendo su consumo eléctrico con energía verde. Sin embargo, también impacta positivamente en las familias o pequeños agricultores, brindándole soluciones que reduzcan costos y faciliten trabajos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here