El cambio climático y el calentamiento global son unas de las grandes amenazas de nuestro tiempo. Las advertencias sobre sus consecuencias y la necesidad de contrarrestarlas se han manifestado numerosas veces desde múltiples esferas. Científicos, políticos, organizaciones no gubernamentales, ciudadanos y muchos más han elevado su voz para que un trabajo conjunto permita evitar un desastre ambiental.

Entre las voces que se levantan para hablar de esta problemática encontramos la del filántropo y millonario Bill Gates. No es la primera vez que Gates muestra su interés por el tema, recientemente, se supo que ha decidido invertir en SCoPEx, un proyecto que busca reducir la cantidad de radiación solar mediante el «bloqueo del Sol».

Ahora, el fundador de Microsoft ha decidido generar una hoja de ruta para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y combatir el cambio climático. En su nuevo libro Cómo evitar un desastre climático, estipula un objetivo: «Tenemos que llegar a cero emisiones de gases de efecto invernadero para 2050».

Para Gates, eliminar los 51 mil millones de toneladas de gases de efecto invernadero que se emiten cada año podría ser el desafío más grande que enfrente la humanidad. Y, asegura, se debe a que en 30 años debemos hacer una transición para la que no tenemos ningún precedente.

El enfoque de Bill Gates se encuentra en la tecnología. Tiene un mensaje optimista que dice que frenar el calentamiento global es posible. Sin embargo, asegura que requerirá de enormes progresos tecnológicos y voluntad política. Escribió:

He visto un progreso emocionante en los más de 15 años que he estado aprendiendo sobre energía y cambio climático. El costo de la energía renovable del sol y el viento se ha reducido drásticamente. Hay más apoyo público que nunca para tomar grandes medidas para evitar un desastre climático. Y los gobiernos y las empresas de todo el mundo están estableciendo objetivos ambiciosos para reducir las emisiones. Lo que necesitamos ahora es un plan que convierta todo este impulso en pasos prácticos para lograr nuestros grandes objetivos.

Así plantea Bill Gates la lucha contra el cambio climático

1-Libro-bill-gates-2

Para comenzar, el filántropo establece tres objetivos que deben asumir los Gobiernos y organizaciones. Primero, llegar a las cero emisiones de los gases de efecto invernadero. Segundo, implementar herramientas como la energía solar y eólica de manera más rápida e inteligente. Tercero, crear e implementar tecnologías innovadoras.

Gates aclara que fuentes de energías renovables, como la solar y eólica pueden ayudarnos a descarbonizar la electricidad. Sin embargo, no representan más del 30 % de las emisiones totales. Esto significa que también se tiene que descarbonizar el otro 70 % de la economía global. Entre ellos, el acero, el cemento, los sistemas de transporte, el agroalimentario y más. En este sentido, el desarrollo de nuevas tecnologías es fundamental.

Los Gobiernos deben liderar los esfuerzos en innovación por medio de inversión. Además, deben ayudar a exigirle al sector privado que el mundo quiere productos ecológicos. De hecho, un bien indicador de la seriedad de los países en la lucha contra el cambio climático será el dinero que destinan a investigación y desarrollo.

«La única manera de lograr esa meta no es conducir menos, sino conducir un coche de cero emisiones. En las naciones pobres, el combustible de aviación, el acero y el cemento siguen siendo necesarios para que crezcan sus economías, y sustituirlos no es posible si supone un gran aumento de precio. Creo que es necesario innovar para disminuir las primas verdes y que los países pobres puedan pagarlas.», precisó en una entrevista con El País.

Para lograrlo, el mundo necesita un plan. Y espera que su libro pueda contribuir a ello. «Tenemos que movernos a una velocidad de cambio de la economía física que no hemos visto en ningún momento de la historia», explica. El libro va dirigido a políticos, empresarios, inventores y cualquier persona que quiera ayudar.

Aspectos a considerar

Bill Gates asegura que la sola reducción del consumo no será suficiente para resolver el problema. Es decir, tomar menos vuelos, consumir comida producida localmente, utilizar menos electricidad no es suficiente. Esto lo justifica explicando que países con menos recursos seguirán invirtiendo en hacer que las condiciones sean habitables para sus ciudadanos. Es decir, construir viviendas, proporcionar iluminación y aire acondicionado. Esto se traduce en que la demanda mundial no se disminuirá.

De esta forma, lo importante es ayudar a la producción de productos más ecológicos. Generar combustibles y productos que no cuesten mucho más y tengan cero emisiones.

Otro aspecto importante a tener en cuenta lo explica en su entrevista con El País. En él, recuerda que el problema más importante de las fuentes de energía renovables es su intermitencia. Son susceptibles a oleadas de frío que afecten su fiabilidad. Por lo tanto, se requiere crear un almacenamiento energético a gran escala que se conecte a la red. También sugiere disponer de un sistema que genere energía constante, como, por ejemplo, la fusión nuclear.

Contenido relacionado: Elon Musk ofrece 100 millones de dólares de premio a la mejor tecnología para capturar carbono

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here