Un hyperloop es un sistema que promete cambiar la movilidad para siempre. Es un modo de transporte que permitiría viajar en un tubo de vacío a 965 km/h. Es decir, más rápido que un avión. Desde Richard Branson hasta Elon Musk han apostado por este medio de transporte futurista. Pero ha sido Branson el que se ha adelantado, y aunque el proyecto todavía no ha sido aprobado ni desarrollado completamente, Virgin ya ha realizado su primera prueba con pasajeros.

La primera prueba con pasajeros de Virgin Hyperloop no solo fue exitosa sino una excelente muestra de cómo funciona la tecnología. La prueba tuvo lugar recientemente y los pasajeros fueron Josh Giegel, cofundador y director de Tecnología, y Sara Luchian, directora de experiencia al pasajero.

El viaje tuvo lugar en el Experimental Pod-2 (XP-2) en el desierto de Nevada, Estados Unidos. Los pasajeros viajaron a 48 metros por segundos en un viaje de 50 metros. Un recorrido que ya ha pasado por más de 400 pruebas desocupadas.

«Durante los últimos años, el equipo de Virgin Hyperloop ha estado trabajando para convertir su tecnología innovadora en realidad», dijo Sir Richard Branson, fundador de Virgin Group. «Con la prueba exitosa de hoy, hemos demostrado que este espíritu de innovación cambiará de hecho la forma en que las personas viven, trabajan y viajan en todo el mundo en los próximos años».

Te puede interesar: Tesla estaría cerca de la autonomía nivel 5 | Así lo asegura Elon Musk

Virgin Hyperloop, diseñado para cambiar la movilidad

Virgin Hyperloop.
Virgin Hyperloop.

Aunque todavía falta tiempo para que el público dé un paseo en un hyperloop, esta prueba es el inicio para hacerlo realidad. La cápsula de Virgin Hyperloop alcanzó los 160 km/h, una velocidad mucho menor a lo que algunos prometen. Sin embargo, la compañía aseguró que, al solo tener 500 metros de pista, la velocidad de las cápsulas se limita.

La cápsula de Virgin cuenta con asientos de felpa, pequeñas ventanas y solo dos asientos. No obstante, la empresa prevé diseñar cabinas para 25 o 30 pasajeros. Con este sistema, planean conectar ciudades más rápido que los aviones y con menos energía.

El sistema de Virgin incluye levitación magnética, un sistema similar a los trenes de alta velocidad. En los trenes, la levitación eleva un vagón del tren por encima de una vía mediante polos como imanes. Estos imanes impulsan el tren por medio de polos opuestos que se atraen y tiran de él. Virgin Hyperloop usa un sistema similar.

Los sistemas hyperloop pueden funcionar por debajo o encima del suelo. Virgin ha decidido centrarse en los proyectos sobre el suelo para evitar los costos y tiempos adicionales de la construcción bajo tierra. Además, es impulsado por un sistema eléctrico. La compañía especifica en sus diseños la instalación de paneles solares en la parte superior del tubo.

Cabe recordar que hace un mes, Virginia Occidental fue elegida por Virgin Hyperloop para albergar un centro de certificación de 500 millones de dólares y una pista que servirá como campo de pruebas para su tecnología. El objetivo de la compañía es obtener para 2025 los certificados de seguridad de las autoridades de Estados Unidos y Europa. Así, se estima que las operaciones comerciales iniciarían en 2030.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here