Tipos de Inteligencia Artificial | Débil, general y súper-inteligencia
5 con 8 votos

La Inteligencia Artificial parece estar de moda. Cada vez más son las marcas que anuncian sus productos cargados de inteligencia artificial y eso que ni siquiera los expertos se ponen de acuerdo a la hora de definir esta tecnología. Y es que uno de los factores que hace tan complejo definir qué es la IA es precisamente que existen varios tipos de Inteligencia Artificial. 

Y lo más curioso de todo es que, de las tres tipologías de inteligencia artificial que se usan para categorizarla, solamente hemos sido capaces de desarrollar una; la denominada inteligencia artificial débil. Los otros dos tipos de inteligencia artificial no son más que castillos en el aire y suposiciones de lo que una curva de desarrollo con crecimiento exponencial en esta tecnología, podría llegar a suponer.

En este artículo precisamente vamos a hablar de los tres tipos de Inteligencia Artificial posibles. Comprenderlos nos ayudará a comprender por qué a Siri o a Alexa les llamamos inteligencias artificiales, cuando distan tanto de las inteligencias artificiales a las que nos tiene acostumbrados la ciencia ficción.

Por cierto, si te interesa seguir descubriendo el mundo de la inteligencia artificial, no puedes perderte nuestro artículo: Los mejores libros de Inteligencia Artificial.

¿Qué es la Inteligencia Artificial?

¿Qué es la Inteligencia Artificial?

Los tipos de Inteligencia Artificial van más allá de las películas, series y libros. De hecho, utilizamos Inteligencia Artificial todos los días sin reconocerla como tal. El término fue acuñado por John McCarthy en 1956 y no se refiere a robots, como muchos piensan, sino que, en realidad, hace referencia a la maquinaria interna que permite que un robot (o cualquier otro aparato) procese información.

A diferencia de lo que muestra la ciencia ficción, la Inteligencia Artificial no necesariamente necesita un “cuerpo” para existir. A pesar de que lo primero que se asocia con este tipo de tecnología son los robots humanoides, existen distintos tipos de Inteligencia Artificial que no están relacionados materialmente con los robots. Un gran ejemplo de esto es Siri, una voz casi humana que procesa información sin la necesidad de un cuerpo robótico.

Aunque existen muchas formas de esta tecnología, existen solo tres categorías que se consideran los tipos de Inteligencia Artificial, las cuales se basan en el número y tipo de acciones que un procesador de información puede realizar. Aquí te explicamos en qué consiste cada una de estas categorías.

Tipos de Inteligencia Artificial

Inteligencia Artificial Débil o Narrow

Este tipo de Inteligencia Artificial se especializa únicamente en un área, por eso se le considera débil. Por ejemplo, existen robots que pueden vencer a campeones mundiales de ajedrez, pero si se les pide que aprendan a almacenar información de otra forma, no lo logran. Solo pueden realizar la función para la que fueron programados. Acciones como la visión computarizada, el procesamiento del lenguaje y el reconocimiento de imágenes y sonidos todavía se encuentran en esta etapa; incluso el traductor de Google y los sistemas de auto-conducción son Inteligencia Artificial Narrow.

Sin embargo, los tipos de Inteligencia Artificial Narrow que se han logrado hasta el momento son capaces de realizar acciones sorprendentes. Aunque la ciencia la define como Inteligencia Artificial Débil, esto no significa que este tipo de tecnología sea ineficiente. Al contrario, sus acciones son muy funcionales tanto para trabajos físicos como cognitivos, lo que significa que puede agilizar y sustituir la mano de obra humana en múltiples procesos.

Un gran ejemplo de Inteligencia Artificial Narrow es el programa AlphaGo, diseñado por Google. Este programa fue creado única y exclusivamente para jugar al popular juego de mesa Go, el cual destaca sobre todo en Asia por tratarse de uno de los juegos más complicados. AlphaGo logró vencer 4 a 1 al surcoreano Lee Sedol, campeón mundial del juego gracias a que es capaz de aprender y mejorar sus propias estrategias. Sin embargo, el programa perdió la última partida cuando Lee cambió de estrategia para lograr vencerlo.

Otros ejemplos de este tipo de Inteligencia Artificial son:

  • Todos los sistemas operativos que componen un coche.
  • El spam de nuestro correo electrónico.
  • Los algoritmos de Internet que parecen entrar a nuestra mente cuando muestran páginas o productos “recomendados para ti”.
  • El buscado de Google, un gran cerebro artificial que es capaz de clasificar y seleccionar toda la información que nos muestra.

Inteligencia Artificial General

También conocida como Fuerte o de Nivel Humano, esta categoría se refiere a máquinas que pueden realizar cualquier actividad intelectual que los seres humanos hagan. A diferencia de otros  tipos de Inteligencia Artificial, crear estos procesadores es mucho más difícil y todavía no se ha logrado. Según Linda Gottfredson, la inteligencia humana es capaz de “razonar, planear, resolver problemas, pensar de manera abstracta, comprender ideas complejas, aprender rápidamente y aprender de la experiencia”, por lo que, para estar en este nivel de Inteligencia Artificial, la máquina debería poder realizar todas esas acciones.

Realmente, a pesar de la gran cantidad de investigaciones y de avances que se han realizado en el campo de la robótica y de la Inteligencia Artificial, es muy difícil definir el alcance que debería tener un procesador para lograr el nivel de la inteligencia humana. Esto se debe a que estos tipos de Inteligencia Artificial deberían de ser capaces de generar múltiples pensamientos al mismo tiempo, percibir el entorno y producir recuerdos que no necesariamente se relaciona de forma directa con la toma de decisiones de la máquina. Hasta el momento, lo más cercano a la Inteligencia Artificial General son los robots humanoides que son capaces de e imitar, analizar y registrar expresiones humanas.

Las opiniones respecto al desarrollo de este tipo de Inteligencia Artificial se encuentran bastante divididas. Mientras que Elon Musk, fundador de Tesla Motors, teme que podamos convertirnos en las mascotas de la Inteligencia Artificial; otros expertos como Peter Norvig, director de Google, afirman que ni siquiera es necesario crear tipos de Inteligencia Artificial que alcancen los niveles de la inteligencia humana, ya que no serían realmente tan funcionales como las máquinas Narrow.

Súper-inteligencia

Además de realizar las acciones de los tipos de Inteligencia Artificial anteriores, la súper-inteligencia se destaca por superar a la inteligencia humana en todos los ámbitos, desde el campo científico hasta las habilidades sociales y afectivas. Este tipo de inteligencia puede ir desde un ordenador que es un poco más listo que un humano, hasta una máquina que sea trillones de veces más inteligente. Por esta razón, la súper-inteligencia ha sido asociada en múltiples ocasiones tanto con la inmortalidad como con la destrucción de la humanidad.

De acuerdo con Nick Bostrom, experto en Inteligencia Artificial de la Universidad de Oxford, para lograr la súperinteligencia las máquinas tendrían que volverse mucho más inteligente que los mejores cerebros humanos en prácticamente todos los campos, incluida la creatividad científica, la sabiduría general y las habilidades sociales. Sin embargo, nadie está seguro de que esto pueda lograrse ni de que, en caso de que ocurra, qué va a pasar cuando la Inteligencia Artificial nos supere.

Algunos científicos como Stephen Hawking creen que cuando logremos tipos de Inteligencia Artificial que superen la inteligencia humana será el fin potencial de la humanidad. Otros como Demis Hassabis afirman que, contrario a la opinión de Hawking, cuando se alcance la súper-inteligencia, la inteligencia humana también aumentará y se podrá mejorar la relación con el medio ambiente, curar enfermedades, explorar el universo y tener una mayor comprensión de nosotros mismos.

¿En qué etapa nos encontramos?

A pesar de que vivimos un momento histórico lleno de avances tecnológicos, aún no hemos conquistado todos los tipos de Inteligencia Artificial. Realmente, este terreno todavía tiene muchas aristas que no han sido exploradas y, aunque parezca sorprendente, todavía nos encontramos en la categoría Narrow. Esto quiere decir que, a pesar de que nuestros conocimientos sobre Inteligencia Artificial aumentan cada día, todavía no hemos llegado a fabricar una máquina que iguale las capacidades de un ser humano.

Las máquinas Narrow igualan o exceden la capacidad humana, pero únicamente para realizar una acción específica. Uno de los ejemplos más destacados de este tipo de tecnología y que más usamos en nuestra vida cotidiana es nuestro teléfono móvil. A pesar de que cada día los móviles parecen más inteligentes, solo pueden realizar una acción a la vez: cuando revisamos nuestro correo electrónico, le preguntamos algo a Siri o escuchamos música, estamos utilizando la Inteligencia Artificial Narrow. No le puedes decir a Siri que pinte un cuadro, te ayude a resolver un problema matemático o a decidir qué pareja se adapta más a ti, no ha sido creada para ello y no está capacitada para hacerlo; a diferencia de una persona cuya inteligencia es más flexible y se adapta.

El camino hacia la Súper-Inteligencia

Generalmente, nuestra inteligencia no nos sorprende mucho. Sin embargo, parece que nuestras capacidades se vuelven extremadamente complejas cuando intentamos que una máquina las adquiera. Actualmente, ese es el gran reto de la Inteligencia Artificial. Aunque la descripción de los tipos de Inteligencia Artificial parece bastante sencilla, pasar de la Inteligencia Artificial Narrow a la Inteligencia Artificial General no es algo fácil.

Para lograr este objetivo, se necesita, primeramente, incrementar el poder de las máquinas de manera exponencial, lo cual ya se ha logrado realizar con algunos ordenadores. Sin embargo, la parte complicada es replicar las capacidades del cerebro humano. Algunos expertos en el tema proponen que, de continuar con los avances tecnológicos como hasta el momento se ha hecho, esto podría lograrse aproximadamente en el año 2030.

Una vez logrado lo anterior, pasar de esos tipos de Inteligencia Artificial a la súper-inteligencia se vuelve relativamente sencillo. Esto se debe a que una máquina con capacidades humanas ya posee en sí misma ventajas sobre las personas: tiene mayor velocidad, capacidad de almacenamiento y resistencia. Así, las máquinas podrían aprender por medio de experiencias y comenzar a evolucionar por sí mismas como lo ha hecho la humanidad.

La importancia de los tipos de Inteligencia Artificial

Todo parece indicar que el futuro es de la inteligencia artificial. Cada día, esta tecnología se incorpora más a nuestras vidas, por lo cual es importante reconocer la importancia de estas innovaciones, su funcionamiento y los tipos de Inteligencia Artificial que operan actualmente en nuestro mundo.

Ser capaces de definir y categorizar esta tecnología nos ayudará a regularla y a tratarla con más cuidado. No son pocos los expertos que han advertido de los retos y peligros a los que se tendría que enfrentar el ser humano si llega a desarrollar una inteligencia artificial general o una super-inteligencia artificial.

Aunque todavía no estamos tan cercanos al momento en el que las máquinas dominarán el mundo, esperamos que te haya parecido interesante conocer cómo funcionan los diferentes tipos de Inteligencia Artificial. ¿Crees que algún día los robots sean más inteligentes que las personas? ¡Cuéntanos tu opinión!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here