A estas alturas es difícil no saber quién es Elon Musk. Pues si de emprendedores y líderes en al ámbito de la tecnología se trata, se coloca en la cima de lista. Desde apostar por los coches eléctricos hasta intentar colonizar Marte, Musk no deja de sorprendernos con sus aspiraciones futuristas y revolucionarias.

En la era de los cíborgs, de una inteligencia artificial que sea realmente inteligente, de la búsqueda de la inmortalidad y de vencer el envejecimiento, no es de asombrar que el Iron Man de la vida real, como se conoce a Musk, se interesara por el amado por muchos y odiado por otros mundo de la neurotecnología.

¿El resultado?: Neuralink, una empresa muy del estilo de Musk que apuesta por el hombre-máquina del futuro.

Qué es Neuralink y las interfaces de cerebro-máquina

Neuralink

Con el objetivo de lograr una simbiosis total con la inteligencia artificial, en 2016, Elon Musk, CEO de Tesla y SpaceX, creó Neuralink. Este reciente proyecto de Musk apuesta por desarrollar interfaces cerebro-computador para ayudar a los humanos a superar algunas de sus limitaciones físicas.

Neuralink como empresa todavía está en sus estados tempranos; la compañía no tiene presencia pública y sus directivos han sido muy discretos con las líneas de investigación. Sabemos, no obstante, que el objetivo final es desarrollar implantes en el cerebro que permitan a los humanos mantener el ritmo de los avances de la inteligencia artificial.

Tendremos que elegir entre quedarnos atrás y ser inútiles o como una mascota, o eventualmente descubrir alguna forma de ser simbióticos y fusionarnos con la IA.

Elon Musk

En sus primeros años, Neuralink está desarrollando tecnologías implantables que conecten nuestros cerebros a las computadoras por medio de una interfaz con el mismo nombre. Las investigaciones para desarrollar este dispositivo todavía están en proceso, pero ya se han logrado algunos avances.

Según los directivos, estos implantes ayudarían a personas con ciertas heridas cerebrales. Este tipo de interfaces se han trabajado desde el ámbito médico para mejorar los efectos del Parkinson, epilepsia y otras enfermedades. Sin embargo, los implantes son muy complejos, peligrosos e invasivos en la operación. Por ello, muy pocas personas en el mundo los tienen.

La idea final de Neuralink es que esta interfaz cerebro-computador se integre de manera tan completa que forme parte de la persona. No necesitaría cables y se conectaría directamente con la nube, computadores e, incluso, otros cerebros en la misma interfaz. Y aunque para algunos pueda parecer intimidante, Elon Musk aseguró que la tecnología de hoy en día ya puede hacer a las personas cíborgs.

Objetivos de Neuralink

logo-de-neuralink-en-smartphone

Como ya se ha dicho, Neuralink suele ser muy reservado con sus objetivos e investigaciones. Sin embargo, haremos un recuento de los objetivos que se han informado públicamente y otros que se pueden inferir por las declaraciones de sus directivos.

  • Tratar enfermedades del cerebro. Como meta a corto plazo, Elon Musk ha declarado que el objetivo de Neuralink es ayudar a tratar enfermedades como la epilepsia y la depresión. Además, ayudar a personas con algún tipo de parálisis.
  • Lograr que el cerebro interactúe directamente con computadoras por medio de una interfaz. Esta interacción permitiría no solo leer datos, sino transmitirlos. También se habla de hacer acciones solo con la mente, como encender las luces del hogar o poner una serie en Netflix.
  • Implantes rápidos. Neuralink no solo busca desarrollar la interfaz, sino facilitar su implante en el cerebro. La idea sería que se puedan implantar en una consulta médica en menos de una hora sin dolor y sin sangre.
  • Simbiosis con la inteligencia artificial. Elon Musk ha manifestado su preocupación de que la IA nos supere. Por eso sugiere añadir una capa de la misma a nuestra propia inteligencia.
  • ¿Convertir a los humanos en cíborgs? Algunos hablan de que Musk constantemente se aleja de los objetivos médicos de sus investigaciones. En algunas de sus declaraciones ha hablado de un dispositivo de población general para que todos se conecten directamente a los ordenadores, muy en la línea con el transhumanismo.

Neuralink, un implante inalámbrico

1 Neuralink 3

En el último evento de verano, Elon Musk presentó los más recientes avances tecnológicos de Neuralink. Entre ellos destaca una nueva versión del implante en el cerebro y un robot quirúrgico para implantarlo.

En 2019, la compañía presentó un dispositivo que se ubicaba detrás de la oreja y contaba con tres cables para conectarse el cerebro. Este 2020, Elon Musk presentó un nuevo diseño del Neuralink que se implantaría directamente en el cerebro. Lo que más destaca de este dispositivo es que es inalámbrico y se puede implantar debajo del cuero cabelludo.

El chip recibe el nombre de Link v0.9 y tiene un tamaño similar a una moneda: 23 mm x 8 mm. Según la empresa, quedaría al mismo nivel de la piel y sería imperceptible a simple vista. Además, integra una batería que se puede cargar de forma inalámbrica a través de una bobina de inducción.

En muchos sentidos, es como un Fitbit en el cráneo, con cables diminutos.

Elon Musk

Este dispositivo consiste en una pequeña sonda con más de 3 000 electrodos conectados a hilos más flexibles y finos que un cabello humano. Estos deben conectarse al sistema nervioso y monitorear la actividad de mil neuronas cerebrales. Estos microhilos estarían también conectados a un dispositivo que procese rápidamente la información y la envíe por un sistema inalámbrico.

La idea del dispositivo es captar la actividad cerebral para ayudar a controlar y resolver problemas de salud del usuario. Adicionalmente, se espera que, en el futuro, pueda «escribir» señales en el cerebro. Sin embargo, por el momento, solo las puede «leer».

Un nuevo robot quirúrgico

La instalación de este aparato necesitaría de una cirugía. Para ello, Neuralink diseñó, junto a la compañía Woke Studio, un robot quirúrgico. Según reveló Musk, la cirugía tomaría menos de una hora, no requeriría anestesia y el usuario saldría el mismo día del hospital. Además, prometen que no será doloroso ni sangrará el paciente. Además, debe ser fácil de instalar y quitar para que se puedan obtener nuevos modelos a medida de que la tecnología mejore.

Este robot es similar a una máquina de coser. En el evento, Musk se presentó con un casco blanco de plástico, que será el encargado de hacer la operación. El casco tendrá una sierra que forme un círculo en el cráneo y un robot que coserá los hilos con electrodos en el cerebro. Este procedimiento se realizaría evitando todos los vasos sanguíneos.

La primeras pruebas de Neuralink en cerdos

1 Neuralink 1

Durante el evento, Neuralink demostró el funcionamiento de los electrodos con tres cerdos. Se eligieron estos animales por su similitud con los humanos en aspectos biológicos. La compañía colocó el neuralink en los cerdos para ver cómo aceptaban el dispositivo y si funcionaba la lectura de señales en vivo y en directo.

Dentro del experimento, cada cerdo estaba en una fase diferente del programa. El primero no se le había implantado el dispositivo; el segundo tenía el dispositivo ya implantado; y el tercero ya se le había retirado el dispositivo. El cerdo que tenía el implante, estaba conectado con 1.024 electrodos que leían su actividad nerviosa. A medida que olía o se emocionaba con algún estímulo, se registraban señales en la pantalla. Cuando más agitado estaba el cerdo, más altas eran las barras del gráfico.

Neuralink también dio a conocer que en su último avance habían hecho pruebas con un mono. Según informaron, el animal fue capaz de controlar un computador con su cerebro.

No obstante, estos resultados no son nuevos para los neurocientíficos. Ellos llevan años realizando estas actividades en sus laboratorios con sistemas más o menos rudimentarios.

Cabe resaltar que Neuralink obtuvo la autorización por parte de la FDA para empezar a realizar implantes en humanos. Cabe recordar que la FDA es la autoridad estadounidense que regula y certifica dispositivos de salud. No obstante, Elon Musk fue muy cuidadoso en no dar fechas o establecer calendarios para las pruebas en humanos.

Palabras finales

Para unos los avances de Neuralink son bien sorprendentes, para otros, son sacados de novelas de ciencia ficción. Algunos afirman que el verdadero avance reside en el diseño de los productos. No obstante, otros consideran que las promesas de la compañía podrían no solo ayudar a solucionar algunos problemas de salud, sino llevar a los humanos a un nuevo nivel.

Por el momento, se sabe que, con la aprobación de la FDA, uno de los siguientes pasos de la compañía es comenzar las pruebas en humanos. Tal vez en algunos años o décadas podamos ver el neuralink en el mercado, cambiando la vida de la humanidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here