42 mil, este es el número de satélites que SpaceX quiere poner en órbita como parte de su proyecto Starlink. De ellos, ya ha colocado nueve mil. Sí, un plan tan ambicioso tiene enormes efectos positivos para la humanidad; sin embargo, no está exento de dificultades. Y uno de los más importantes es que aumenta el riesgo de colisión.

De hecho, todos los años aumentan los satélites y naves que orbitan la Tierra… y también los objetos abandonados. Con el Síndrome de Kessler amenazando la carrera espacial, es momento de evaluar cómo minimizar los riesgos. En este camino, la NASA ha firmado un acuerdo de seguridad con SpaceX para evitar colisiones entre sus naves y cohetes.

Muchos astrónomos han criticado el plan de Elon Musk de rodear el planeta con satélites, debido a que dificulta la observación espacial e incrementa la posibilidad de colisiones. Por ello, este acuerdo ha sido tomado con mucho agrado. Steve Jurczyk, administrador interino de la NASA, explicó:

Es fundamental que aumentemos las comunicaciones, intercambiemos datos y establezcamos las mejores prácticas para garantizar que todos mantengamos un entorno espacial seguro.

Te puede interesar: 4G en la Luna | La NASA y Nokia de la mano para hacerlo posible

¿En qué consiste el acuerdo?

Starlink España INT

El acuerdo firmado entre la NASA y SpaceX establece que los satélites de la constelación de Starlink se alejarán automáticamente de naves, sondas y satélites de la NASA si estos se acercan o pasan por su trayectoria. También buscarán eludir la conjunción cuando hay «una aproximación cercana entre dos objetos en el espacio, generalmente a una velocidad muy alta». Cabe recordar que una conjunción es un acercamiento cercano entre dos objetos en el espacio, usualmente a altas velocidades.

RecomendadoLuz verde para SpaceX | Certificación oficial de la NASA para transportar astronautas

«La sociedad depende de las capacidades basadas en el espacio para las comunicaciones globales, la navegación, el pronóstico del tiempo y mucho más», explicó Jurczyk. Por lo tanto, el acuerdo permite una coordinación, cooperación e intercambio de datos más profundo. Así, también se pueden definir disposiciones, responsabilidades y procedimientos coordinados. Todo ello es con el objetivo de tener más seguridad en el espacio.

Los satélites de Starlink cuentan con sensores y GPS que permiten determinar su posición y trayectoria. Además, cuentan con un propulsor iónico que les permite modificar su trayectoria, incluso, lo pueden hacer de manera autónoma.

SpaceX ha acordado que sus satélites Starlink maniobrarán de forma autónoma o manual para evitar colisiones. Así, garantizarán que las misiones de la NASA y otros activos puedan operar ininterrumpidamente. A menos de que SpaceX informe lo contrario, la NASA ha acordado no maniobrar sus activos en caso de una posible conjunción. De esta forma, ambas entidades avalarán que las partes no maniobren inadvertidamente entre sí.

Te puede interesarStarlink llega a España en formato beta | Condiciones y precios del internet de Elon Musk

Además de este acuerdo, la NASA ha lanzado el «Manual de mejores prácticas para la evaluación de la conjunción de naves espaciales y la prevención de colisiones» en diciembre de 2020. Con este manual espera mejorar la conciencia mundial sobre la actividad espacial y compartir lecciones aprendidas de la NASA con respecto a la coordinación y mitigación de aproximaciones cercanas.

AdemásExploración espacial | 10 grandes hitos de los últimos años

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here