Autos voladores, el gran sueño de la ciencia ficción y el transporte del futuro. ¿Cómo será el mundo cuando, en el día a día, podamos elevarnos del suelo? Puede que un poco más veloz, menos congestionado y más eficiente. O puede que sea un caos peor que el que tenemos en tierra. Es difícil saberlo actualmente, pues aún no estamos preparados para ello. Pero empezamos a dar los primeros pasos en esta dirección.

No es sorpresa que sea Elon Musk el que proponga empezar a apostar por una movilidad flotante. Efectivamente, el director de Tesla reconoció que le gustaría que el Tesla Roadster sea capaz de flotar en el aire. Y para ello, usaría un propulsor similar al que usan los cohetes de SpaceX.

Estas declaraciones las dio en el podcast Joe Rogan Experience. Allí explicó que quisiera que su Tesla Roadster, el modelo deportivo de la compañía, fuera el primero en flotar en el aire. «Quiero que flote y estaba tratando de averiguar cómo hacer que esto flotara sin, ya sabes, matar gente», bromeó en el programa; «tal vez pueda flotar como a un metro del suelo, o algo así. Si caes en picada, se destrozará la suspensión, pero no te vas a morir».

Te puede interesar: Los futuros coches de Cadillac | Autónomos y voladores

¿Cómo sería un Tesla Roadster que flote?

Tesla que flote

Durante esta entrevista, Elon Musk dio pocos detalles sobre cómo sería esta tecnología. Afirmó que tendría que usar una tecnología a propulsión, similar a la de los cohetes espaciales de SpaceX, aunque a menor escala. Anteriormente ya había manifestado que quería incorporar un paquete de cohetes propulsores para aumentar la velocidad del Tesla Roadster.

Se espera que Tesla termine la ingeniería del vehículo este 2021. Así, el vehículo comenzaría a fabricarse en 2022. No parece posible que el auto pueda flotar en esta generación; sin embargo, es claro que Musk busca poner algo de tecnología de cohetes en el automóvil.

El Tesla Roadster promete ser un eléctrico que supere los 400 kilómetros por hora (km/h) de velocidad máxima. Además, se anticipa que tendrá la capacidad de acelerar de 0 a 100 km/h en 1.9 segundos.

Cabe resaltar que lograr que el Roadster flote no sería el único obstáculo al que Tesla se enfrentaría si logra su objetivo. Este desarrollo tendría que sortear a los organismos reguladores que pueden impedir la comercialización del vehículo.

Recientemente la compañía tuvo otro encuentro con los reguladores. El motivo es el volante de sus Model X y Model S, que tienen forma de U. Además, carece de palancas para accionar las intermitentes o cambiar el modo de conducción. Para la compañía, esto se debe a que la inteligencia artificial debe alternar automáticamente entre P, R, N y D. Además, el conductor debe encender los intermitentes en botones situados en el volante.

En definitiva, Tesla sigue revolucionando el sector automotriz en el mundo. Aunque parece poco probable que la idea de Elon Musk se haga realidad pronto, el visionario ya nos ha sorprendido antes con sus éxitos. Entonces la pregunta no es si lo logrará, sino ¿cuándo lo hará?, ¿podremos ver esta invención en los próximos 10 años?

Artículos relacionados:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here