Primero se cambiaron las bibliotecas por Google y Wikipedia. Luego, llegaron los correos y grupos de chats y se convirtieron en el escenario para los trabajos grupales. Finalmente, irrumpieron los celulares en las aulas, acaparando la atención de los estudiantes y generando reacciones encontradas en los profesores. Como resultado, los docentes ahora hacen esfuerzos monumentales por hacer de las clases un espacio más interactivo y acorde al contexto actual. Bajo este panorama, la robótica educativa no solo parece ser el siguiente paso; sino, también, la solución ideal para lograrlo.

El mundo en el que la mayoría de nosotros crecimos será muy distinto del mundo en el que crecerán los niños de hoy. Será más tecnológico y complejo. Posiblemente, no se requiera que las personas piensen rápido o memoricen cosas, pues todo ello lo hará la computadora, y será imposible ganarle. Los adultos del futuro deben tener una nueva serie de capacidades, conocimientos y habilidades que respondan a la transformación del mundo, sobre todo, deberán tener una profunda comprensión de la tecnología y sus innovaciones.

Por ello, el futuro de la educación va más allá de pizarras digitales, portátiles o tabletas. Se trata de un entorno de refuerzo, conectado e interdisciplinar, que une a las ciencias con la lengua o el arte. Y en este escenario, la robótica educativa tiene mucho que aportar. ¿En qué consiste? ¿Para qué sirve? ¿Cuáles son sus beneficios? Todo esto y más te lo contamos en este artículo.

¿Qué es la robótica educativa?
Robótica educativa qué es

La robótica educativa es un sistema de enseñanza interdisciplinar que busca que los estudiantes se desarrollen en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, al mismo tiempo que aprenden nuevas habilidades. Su carácter transversal, permite que los niños desarrollen el pensamiento lógico, la imaginación, la lingüística y la creatividad.

En otras palabras, la robótica educativa es una forma de enseñanza que expone a los alumnos a diferentes tipos de conocimiento. De esta manera, no solo intenta integrar diferentes aptitudes; sino también les permite enfrentarse conscientemente ante los desafíos tecnológicos del mundo contemporáneo.

Hablar de robótica educativa genera un efecto curioso. Algunos se imaginan un futuro muy lejano, cuando la tecnología haya reemplazado a los humanos en todos los espacios. Se pueden imaginar a un robot dictando la clase en vez de un humano, y algunos pensarán que lo haría mejor, mientras otros creerían que se pierde mucho.

No obstante, la robótica educativa es un poco más simple y más cercana. En realidad, su objetivo no es reemplazar a los maestros humanos. Esta rama de la robótica está concebida para que los niños se inicien desde edades muy tempranas en este campo.

¿Cómo lo logra?

Para lograr lo anterior, ponen a disposición de los niños modelos que puedan construir y programar de forma sencilla. Esto suele ir acompañado de un programa informático que permite que el robot ejecute órdenes. De esta forma, se fomenta la creatividad y la percepción espacio-temporal; además de que se genera una familiarización con la dinámica de la robótica.

Todo este proceso está articulado con la perspectiva de aprender a través del juego. Así, se facilita el aprendizaje de conceptos matemáticos, físicos, mecánicos o informáticos. ¿Cómo? Porque todo comienza imaginando el prototipo, luego el alumno lo construirá desde cero y, posteriormente, hará que tome vida. Implica anticipación, resolución de problemas y una satisfacción. En cada una de estas fases son muchos los conceptos y conocimientos que se articulan.

La complejidad de la programación y el robot se va adaptando según la edad de los niños. Con el tiempo podrán aprender a realizar circuitos eléctricos, maquetas en 3D, programar de formas sencillas o hacer robots con movimientos o acciones personalizadas.

Origen de la robótica educativa

Robótica educativa Origen

Los robots educativos tienen su origen en los años 60 y existen gracias a dos personas claves: Seymour Papert y Mitchel Resnick. Ambos eran profesores del Laboratorio de Medios del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). Ellos propusieron la construcción de dispositivos tecnológicos que permitieran a los niños interactuar y programar.

Papert, quien defendía el aprendizaje natural por medio de la experiencia, desarrolló el lenguaje de programación de LOGO. Este fue uno de los primeros lenguajes de programación en el ámbito educativo. Y, además, es la base de gran parte de los robots educativos de hoy en día.

Tras conocer las investigaciones de Papert, el entonces CEO de LEGO quedó fascinado por las similitudes con su división «Technic Line». Poco antes, la compañía había creado un departamento especializado en la educación que ofrecía modelos de construcción con neumática y motores. Tras comprender sus objetivos similares, surgió un acuerdo entre la compañía y MIT.

Uno de los primeros resultados fue LEGO Logo, un proyecto desarrollado por Mitch Resnick y Steve Ocko. Se trata de un robot que los niños podían diseñar a su gusto (el producto que le precedió fueron unas tortugas prefabricadas) y tuvo grandes resultados. Con los años han sacado nuevos modelos que amplían los comandos, los sensores y las posibilidades.

Uno de los resultados más conocidos es el ladrillo programable de LEGO, que en 1998 se lanzó con el nombre de Lego Mindstorms. Una década después, en 2007, el MIT publicó y desarrolló el lenguaje Scratch​ para ayudar a niños a partir de los 8 años a aprender a programar. Este modelo ha ido evolucionando hasta su última versión, Scratch 3.0, desarrollada en 2018.

¿Cuál es el objetivo de la robótica educativa?

Robótica educativa objetivo

El objetivo principal de implementar robots educativos es proporcionar experiencias que faciliten el desarrollo de conocimientos, habilidades y actitudes en el estudiante. No existe solo un tipo de robots, sino que puede incluir numerosas formas; su elección depende del enfoque que se quiera dar al proceso de enseñanza.

Aunque el objetivo principal es bastante claro, también existen otros secundarios que mencionaremos a continuación:

  • Incentivar la participación activa de los estudiantes en su proceso de aprendizaje.
  • Usar a la robótica como una aplicación tangible para introducir temas más complejos.
  • Desarrollar el razonamiento, la lógica, la percepción espacial y la psicomotricidad fina.
  • Estimular las inteligencias múltiples como la lógico-matemática, la visoespacial, la lingüística, kinestésica, interpersonal, intrapersonal, musical y naturalista.
  • Incorporar nuevas formas de comunicación y aprendizaje.
  • Impulsar el trabajo colaborativo, tolerancia a la frustración y más.
  • Apostar por nuevos mecanismos de enseñanza y un aprendizaje basado en la práctica y por proyectos.
  • Implantar las nuevas tecnologías de forma amena y desarrollar la comprensión de los conceptos básicos del lenguaje de programación.

Para qué sirve la robótica educativa

Robótica educativa Para qué

Como ya mencionamos, la robótica sirve para que los estudiantes aprendan jugando. Es un enfoque que permite que la enseñanza STEM sea más práctica y menos conceptual. Al ser una forma de enseñanza más dinámica, permite que los niños aprendan a su ritmo y más activamente, lo que genera mejores resultados.

También facilita articular diferentes áreas del conocimiento a partir de un eje. Es decir, los estudiantes, a través de la construcción de robots, no solo comprenden cuáles son sus partes y cómo juntarlas; también, articulan conocimientos de lingüística, historia y otras áreas como la ingeniería o la matemáticas.

La robótica educativa también tiene un impacto positivo en las habilidades blandas. No se trata solo de que los estudiantes aprendan a programar y usen la lógica, sino que crea espacios de socialización. Es decir, permite que los niños aprendan a comunicarse mejor y trabajen en equipo; tengan más autoconfianza; sean creativos e imaginativos; y comprendan el potencial y las diferentes formas de inteligencia humana.

Finalmente, contribuye a una sana relación con la tecnología desde temprana edad. Permite una familiarización con la robótica; enseña sus bondades y complejidades; evidencia dónde puede y no reemplazar a los humanos. A su vez, brinda habilidades que serán muy necesarias en la vida cotidiana del futuro.

¿Cuál es el uso de la robótica en la educación?

Robótica educativa usos

La robótica educativa tiene un uso completamente educacional. No es un juguete para niños, sino que se crea con la filosofía de desarrollar conocimientos jugando. Asimismo, permite un aprendizaje basado en proyectos. Los niños se enfrentan a diferentes objetivos y, con base a ellos, van construyendo robots. Esto hace que desarrollen su imaginación.

¿Qué habilidades y conocimientos estimula?

Cuando un alumno interactúa con un robot educativo para niños, estimula diferentes habilidades que mencionaremos a continuación:

  • Pensamiento lógico-matemático: Ayuda a desarrollar el proceso mental que se usa para resolver problemas de diversa índole mediante una secuencia de acciones ordenadas.
  • Creatividad: La búsqueda de soluciones con libertad permite estimular la imaginación. Los niños pueden construir robots educativos desde cero y asignarles nuevas y variadas funciones.
  • Trabajo en equipo: El desarrollo de proyectos individuales y grupales ayuda a fomentar la colaboración. Los niños pueden aprender a pedir y dar ayuda, comunicarse asertivamente, socializar y tener una sana competencia.
  • Liderazgo: A medida que se realizan pruebas más complejas, crece la confianza de los niños en ellos mismos y sus capacidades.
  • Aprender de los errores: Es una habilidad especialmente importante a corta edad. Descubrir que los errores no son definitivos, sino fuente de nuevas conclusiones les abre una puerta de nuevas posibilidades en el futuro.
  • Psicomotricidad: El ensamblaje que se requiere para encajar los robots estimula la psicomotricidad y coordinación.
  • Adaptación: Una relación temprana con la robótica también los prepara para el futuro. Cada año son más los dispositivos nuevos más automáticos e inteligentes que se crean. Por tanto, aprender de robótica y sus fundamentos los prepara y adapta al mundo del mañana.
  • Habilidades blandas: Espíritu colaborativo, adaptación al cambio, orden, empatía, liderazgo y tolerancia a la frustración.
  • Emprendimiento: Al estimular su autoestima, generar recompensas y establecer metas por proyectos, también impulsa a los niños a abordar nuevas tareas. Despiertan sus ganas de innovar y pensar autónomamente.

Beneficios de la robótica educativa

1-Robótica-educativa-beneficios

  • Más fluidez tecnológica, familiarización con la robótica y adquisición de conocimientos informáticos útiles.
  • Mayor autoconfianza en sus habilidades y capacidad de resolver problemas. Como consecuencia, promueve el espíritu emprendedor.
  • Genera competencias de colaboración y cooperación.
  • Utiliza nuevas formas para el desarrollo de la comunicación y aprendizaje.
  • Integra diferentes áreas de conocimiento.
  • Permite a los niños conocer disciplinas y conceptos variados que podrán ser útiles en el futuro como la mecánica, inteligencia artificial, programación y más.
  • Despierta la curiosidad e interés en el aprendizaje; fomenta la exploración y la experimentación, y contribuye al desarrollo de la creatividad.
  • Logra un acercamiento más práctico al razonamiento, las matemáticas, la física y otras ciencias.
  • Estimula una actitud positiva hacia los problemas como una fuente de aprendizaje; además de desarrollar un enfoque interactivo para resolver situaciones problemáticas.

Ejemplos de robots educativos

Robótica educativa ejemplos

LEGO Mindstorms EV3

Es un conjunto robótico que incluye sensores, tres servomotores y más de 500 componentes de LEGO Technic. La idea es construir robots con piezas de LEGO, sensores y un motor-cerebro programable.

Con estos elementos se pueden construir diferentes tipos de robots que podrán moverse, cambiar, arrastrarse, disparar o más. Este dispositivo se puede controlar por una interfaz de programación simple. Tiene dos opciones: Hogar y Educación. Este robot está recomendado para niños mayores de 10 años hasta los 21 años.

NAO

Es uno de los robots educativos más conocidos del mundo. Tiene 58 cm de altura y forma humanoide. Cuenta con dos cámaras, cuatro micrófonos y multitud de sensores para poder interactuar con el entorno y los humanos. Es capaz de escuchar, mantener diálogos, observar e, incluso, impartir clases de cualquier tema. Gracias a su constante evolución, puede usarse en el proceso de aprendizaje desde los cinco años hasta la universidad.

Bee-bot

Tiene una forma de abeja que lo ha hecho reconocible en todo el campo. Su diseño lo enfoca en las edades infantiles. Suele ser económico frente a los demás dispositivos de robótica educativa. Ofrece funciones básicas ideales para introducir el mundo de la robótica. Por lo tanto, está dirigido a edades infantil y primaria.

Este pequeño robot es una herramienta perfecta para enseñar secuenciación, estimación, resolución de problemas y divertirse.

LEGO Boost

1-Robótica-Educativa-LEGO
LEGO

Diseñado para niños de 7 a 12 años. Incluye ochenta piezas para construir máquinas y cinco proyectos con música, sonido y movimiento. De esta forma, tiene más de sesenta actividades lúdicas para estimular distintos conocimientos con cada uno de sus usos. Es más sencillo que el LEGO Mindstorms EV3.

Su lenguaje de programación se basa en Scratch y está diseñado para quienes están iniciando en el campo. Para ser utilizado se debe descargar una aplicación.

OWI 535

Es un brazo robótico que puede levantar hasta 100 gramos de peso. Tiene una gran variedad de movimientos que pueden ser personalizados con diferentes programaciones. Funciona con pila, tiene cinco motores y articulaciones en la base rotante, la pinza, muñeca y codo. Gracias a esto, ofrece muchas posibilidades de acciones.  Está recomendado para jóvenes de 13 años o más.

mBot

mBot es una especie de coche que cuenta con sensores de distancia, luz y sonido, motores y es modular. Es decir, se puede ampliar con nuevas piezas para mayor aprendizaje e incluye 38 piezas en total. Gracias a sus características es excelente para aprender sobre programación desde los primeros años de educación inicial.

Es un proyecto de código abierto con diferentes opciones para su programación. Permite controlarlo usando lenguajes de programación por bloques, el software mBot de Makeblock y con su aplicación mBot.

Palabras finales

La robótica educativa es, entonces, una poderosa herramienta para los niños de la actualidad y del futuro. No solo les permitirá familiarizarse y estar más preparado para enfrentar a un futuro mucho más digitalizado; sino también puede ser el empujón que hace falta para hacer de la educación un espacio más interactivo, que impulse un aprendizaje más activo y real.

Te recomendamos leer:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here