El internet de las cosas (IoT) es una tecnología revolucionaria que cambiará la manera en que nos relacionamos con el mundo. Sin embargo, detrás de todo su potencial hay una fuerza que realmente lo impulsaría: la inteligencia artificial. Cuando estas dos tecnologías se unen nace la Inteligencia Artificial de las Cosas (AIoT), que podría crear una nueva frontera de la conectividad.

La asociación de ambas implica que el futuro está llegando mucho más rápido de lo que creemos. Hablamos de un futuro donde las máquinas no solo se comuniquen, sino también sean inteligentes. Es decir, que puedan tomar decisiones con conocimiento. Es decir, la AIoT podría transformar las industrias y reimaginar la vida. ¿Quieres saber más? En Futuro Eléctrico te explicamos en qué consiste.

¿Qué es AIoT (Inteligencia Artificial de las Cosas)?

1-AIoT

La AIoT es la unión del internet de las cosas y la inteligencia artificial. Al juntar ambas tecnologías se consigue un producto más eficiente y completo. Permitirá que los dispositivos no solo se conecten entre sí y se comuniquen; sino que también sean inteligentes, procesen la información y aprendan.

Para 2025, se ha proyectado que haya 42 mil millones de dispositivos conectados al IoT en el mundo. Como es de esperar, todos estos dispositivos generarán una gigantesca cantidad de datos; datos que tienen el potencial de proporcionar grandes conocimientos para las empresas y mejorar su rendimiento. ¿Cómo procesar todos estos datos? Aquí es donde la IA entra a jugar: es el elemento clave para hacer que toda esta información cobre sentido.

En otras palabras, el IoT permite recopilar datos y facilitar la comunicación entre las cosas y el mundo. Crea un ecosistema conectado. Sin embargo, si se añade la IA, significa que ahora hay un cerebro que le da sentido al ecosistema. Ahora, el sistema hará que toda la información cobre sentido. Darles la capacidad de aprender, adaptarse y adelantarse es la verdadera revolución de esta tecnología.

Al utilizar la Inteligencia Artificial de las Cosas, las empresas pueden identificar y entender patrones. Los sistemas aprenden a conocernos, o, al menos, los hábitos y costumbres que un espacio requiere. Entienden las necesidades que tenemos y cómo funciona todo.

Así, pueden tomar mejores decisiones que lleven a una intervención proactiva, automatización inteligente y más personalización; además de un mejor funcionamiento y más eficacia. La tecnología AIoT permitiría, incluso, que los sistemas lleguen a tomar decisiones sin intervención humana.

Impacto de la inteligencia artificial en el internet de las cosas

Internet de las cosas Que es

El internet de las cosas y su relación con la inteligencia artificial generan una serie de resultados muy positivos, especialmente para las industrias. La intervención del machine learning y otras tecnologías, reducen el uso de datos estructurados y no estructurados. También evitan el desfasamiento de la nube y retrasos en el intercambio de información.

De esta forma, la Artificial Intelligence of Things ayuda, en primer lugar, a un buen funcionamiento de los sistemas de IoT al descongestionarlos. Luego, la IA puede apoyar en el análisis de datos del IoT, que se pueden resumir en seis formas.

  • Preparación de datos.
  • Descubrimiento de datos.
  • Visualización de datos en tiempo real.
  • Precisión de las series temporales de datos.
  • Análisis predictivo y avanzado.
  • Datos geoespaciales y ubicación en tiempo real.

Gracias a lo anterior, se ahorra poder y energía humana para permitirles centrarse en lo verdaderamente importante. Al mismo tiempo, se genera un mayor conocimiento del ecosistema en el que se ha implementado la AIoT. Y luego de que la IA procesa todos estos datos, permite una operación rápida y espontánea.

Además, también permite lidiar con inconvenientes o imprevistos antes de que ocurran. Esto quiere decir que, por medio del análisis de patrones, protege al ecosistema al que se conecta. La integración del internet de las cosas e inteligencia artificial se traduce, entonces, en un ahorro de costos y tiempo en diferentes áreas; mayor control de los procesos y mayor seguridad para el personal.

Ejemplos de internet de las cosas e inteligencia artificial

internet de las cosas ventajas

  • Tecnología ponible: Los dispositivos como relojes inteligentes, pulseras de actividad, gafas de realidad virtual o auriculares inalámbricos son buen ejemplo. Ellos continuamente monitorizan nuestra actividad y reúnen información de nuestros hábitos. Con la AIoT podrían mejorar su capacidad de aprendizaje para personalizar el servicio. En este caso, los teléfonos inteligentes son el centro del ecosistema.
  • Casas inteligentes: Por medio de diferentes gadgets, la AIoT tiene el poder de adaptarse a nosotros. La IA puede recopilar información de nuestros hábitos y actividades. Luego, puede comenzar a responder a nuestras necesidades sin que le sea indicado.
  • Ciudades inteligentes: A medida que las ciudades se conectan más a partir del internet de las cosas, la inteligencia artificial comienza a necesitarse más. La unión de ambas podría ayudar a optimizar el transporte público, el ahorro de energía, la seguridad y la planeación urbana.
  • Industrias: Por supuesto, las fábricas pueden verse ampliamente beneficiadas por la AIoT. Se dice que el IoT es la base para la cuarta revolución industrial. Si se añade la IA, se dará un empujón definitivo a la optimización de procesos y logística.
  • Vigilancia: Un ejemplo de los beneficios de la inteligencia artificial de las cosas los encontramos en las cámaras de seguridad. Esta tecnología puede superar a los guardas de seguridad al supervisar las cámaras, dado que sus ojos son más agudos. Además, todos los días se recomienda gran cantidad de información visual que se pueden calcular y comparar para reconocer a las personas. Por otra parte, al conectarse a otros sistemas, como alarmas, se pueden prevenir emergencias.

Aplicaciones del AIoT

Aplicaciones del Internet de las Cosas agricult

En la seguridad

Lejos de reemplazar el trabajo humano, la AIoT ayudará a reducir tiempo y costos al permitir organizar los recursos con mayor eficiencia. Dado que la fuerza policial y otros organismos de seguridad tienen personal limitado, una organización inteligente es necesaria. Por ello, la creación de ciudades inteligentes y el respaldo del AIoT gana importancia.

Con el internet de las cosas e inteligencia artificial, se puede analizar de manera integral el complejo sistema que equivale una ciudad. La tecnología podría comprender las características únicas de la urbe y las diferencias en su desarrollo económico, político y cultural. Como consecuencia, ayudaría a una gestión más organizada de sus recursos financieros y humanos. De esta forma, puede mejorar la respuesta a situaciones extraordinarias.

Dentro de las empresas privadas, también ofrece soluciones. Las tecnologías AIoT pueden analizar el flujo de clientes de una empresa. También distinguir a las personas de objetos y fondos. Así, no solo mejoran la programación de personal, sino que pueden reaccionar más rápidamente ante un robo.

En logística

La Inteligencia Artificial de las Cosas también puede impactar positivamente en diferentes acciones logísticas. Por ejemplo, un almacén puede monitorear las existencias de sus productos con sensores. Así puede saber sus cantidades, condiciones físicas y entradas y salidas. Con esta información puede programar eficazmente los repuestos y distribución. La ventaja adicional es que se genera una respuesta rápida con menor inversión.

En transporte

Al igual que en casos anteriores, recopilar información en tiempo real puede optimizar el transporte en las ciudades. Por un lado, ayudaría a una organización más eficiente del transporte público. Este deberá tener en cuenta los retrasos, el flujo de pasajeros, las estaciones más concurridas y más. El mismo concepto se aplica en el tráfico de carretera, aeropuertos y puertos.

Por otro lado, ayudaría a mejorar ciertos momentos del transporte privado. La búsqueda de un estacionamiento es un ejemplo. Con el AIoT se podría evaluar la información recopilada para reducir los estacionamientos vacíos y, así, mejorar el tráfico urbano.

Te podría interesar:

En las fábricas

Los contextos empresariales son, para algunos, el ámbito natural de la AIoT. Ya se han visto excepcionalmente beneficiados con el internet de las cosas; si a esto se agrega la inteligencia artificial, el impacto es mayúsculo. La gestión y mantenimiento de edificios; gestión eficiente de tareas y optimización de procesos; la facilidad de personalización; predicciones de flujos de trabajo y mantenimiento; y la toma de decisiones son algunas de las tareas que se verían influenciadas.

La seguridad cibernética

Esta tecnología también tiene un impacto sin precedentes en la seguridad cibernética y la protección de la privacidad. La AIoT también permite realizar evaluaciones de impacto de protección de datos; fortalecer la capacitación en protección de datos; actualizar las tecnologías de protección oportunamente y estandarizar requisitos.

Internet de las cosas e inteligencia artificial: retos a los que se enfrenta

Aplicaciones del Internet de las Cosas domót

  • Complejidad: A pesar de las facilidades que genera unir el internet de las cosas e inteligencia artificial, continúa siendo un sistema complejo. Requiere unir muchas partes que pueden trabajar en conjunto o por separado con sistemas diferentes en tiempo y espacio. Existe un flujo incesante de datos y muchas partes móviles, lo que aumenta su complejidad.
  • Integración de los datos: Al ser un sistema tan complejo, la integración es muy importante. Todavía hay problemas en el diseño y la inmadurez de las tecnologías puede provocar que los datos se aíslen en diferentes etapas. Esta fragmentación de datos puede afectar los análisis y predicciones.
  • Confidencialidad: La AIoT también se enfrenta a las vulnerabilidades de las nuevas tecnologías. Se reúne información que puede llegar a ser privilegiada y delicada en sistemas informáticos susceptibles, incluso más cuando se cree que las IA podrían ser los hackers del futuro. Sin embargo, como soluciones se propone el uso del blockchain.
  • Fallos en la IA: Aunque la IA ha tenido grandes avances, todavía es una tecnología en crecimiento. Son muchos los ejemplos que hay de casos de «estupidez artificial», es decir, cuando el sistema se confunde por cosas que no parecen tener sentido, hackeos inesperados y más.

Te recomendamos: Peligros de la Inteligencia Artificial | ¿El fin de la Humanidad?

Palabras finales

Como podemos ver, la inteligencia artificial es el complemento perfecto para el internet de las cosas. La IAoT permite crear un ecosistema inteligente que podría transformar, por completo, cómo funciona todo lo que vemos hoy en día. Sin embargo, la tecnología todavía es incipiente y requiere algunos ajustes aún.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here