Todos hemos escuchado hablar sobre el internet de las cosas (IoT por sus siglas en inglés) y su posible gran impacto en nuestra vida. Pero ¿has pensado en cómo se vería este mundo hiperconectado? ¿Dónde comenzarían y dónde terminarían sus posibilidades? En realidad, todavía es difícil saberlo. Podemos imaginar que las aplicaciones del internet de las cosas podrían abarcar todos los objetos eléctricos; es decir, desde tu aspiradora a tu horno, todo lo podrías controlar con el comando adecuado.

En el futuro, con esta tecnología, podrías avisarle a tu casa que prepararás una cena, y tu casa responderá: encenderá el horno, aspirará el piso, revisará que tienes todos los recursos en la nevera, incluso podría imprimirte la receta o encender la radio. En otras palabras, podría adelantar un montón de procesos que permitiría que solo llegues a cocinar. ¿Cuánto tiempo y energía no ahorrarías? Y si esto es solo en casa, ¿cómo sería en otros escenarios, como una fábrica o un campo de agricultura?

Sabemos que el IoT cambiará cómo hacemos las cosas; sin embargo, todavía es difícil imaginar hasta qué punto podrá cambiar nuestra vida. Nadie imaginaba el impacto que los celulares tendrían cuando nació el primero. Por lo tanto, tendrá mucho que ver con «esperar y ver» Mientras tanto, podemos empezar a imaginarlo. Para ello, solo tenemos que explorar las aplicaciones del internet de las cosas. 

Aplicaciones del internet de las cosas

Aplicaciones del Internet de las Cosas industria

Aplicaciones del internet de las cosas en la industria

Seguimiento de activos e inventario

Gracias al IoT, los propietarios, coordinadores de operación y demás pueden estar al tanto, en todo momento, de la ubicación de sus activos e inventario. Es decir, con esta herramienta, podrán ver la ubicación y condición de distintos activos, como excavadoras, cargadores frontales, motoniveladoras y tractores. Asimismo, se podrá saber su estado, funcionamiento y necesidades de la unidad.

De esta forma, permite controlar los paquetes, gestionar vehículos, evitar robos o congestión. Esto es especialmente útil en empresas dedicadas a la logística y mensajería. La tecnología hoy en día ya está muy avanzada. Los servicios nos permiten ver la localización de un paquete en tiempo real, y el internet de las cosas nos permitirá llevarlo a otro nivel.

Automatización industrial

Otra de las aplicaciones del internet de las cosas es la automatización de los procesos de fabricación. Esta tecnología permite controlar los procesos a distancia y automatizarlos. Además, tiene la ventaja adicional de que se pueden supervisar y controlar internamente y, así, facilita generar un reporte y control de manera remota.

La incorporación de sensores IoT y la inteligencia artificial también contribuyen a disminuir los tiempos de proceso y mejorar la seguridad de los empleados. En general, todo esto se traduce en una reducción de costos y un aumento de beneficios a medio y largo plazo.

Algunos ejemplos de esto son los robot de la línea de montaje, las impresoras en serie de una editorial y los elementos de una serrería.

Agricultura

Aplicaciones del Internet de las Cosas agricult

Los procesos de agricultura inteligentes también serán una realidad. El internet de las cosas le permite a los agricultores acceder a conocimientos detallados de los suelos mediante el implemento de sensores que analicen el su estado y etapas.

De esta forma, se obtendría información como su humedad, nivel de acidez, presencia de nutrientes, temperatura y otras características químicas. Todo ello también permite a los agricultores controlar los riegos, ser más eficientes con el agua, saber el mejor momento para la siembra e, incluso, descubrir enfermedades en el suelo.

Asimismo, los agricultores están comenzando a implementar sistemas de riego con aspersores inteligentes y repositorios de datos sobre los cultivos. Pueden aprovechar, de esta forma, la información meteorológica para determinar las mejores fechas para distintos procesos y evitar regar antes de la lluvia.

En cuanto a la ganadería, el uso de la identificación por radiofrecuencia (RFID) del ganado facilita el conteo y la ubicación de los animales.

Gestión de mantenimiento

Las aplicaciones de la inteligencia artificial tienen un campo extenso donde pueden tener gran impacto: la gestión de mantenimiento. Se puede aplicar en una multitud de disciplinas y prácticas para alargar la vida útil de activos. Además, permite garantizar su confiabilidad y disponibilidad.

Para ello, se combinan sensores como un software especializado y el IoT. El software procesa y dispone la información recopilada por los sensores. De esta forma, conoce claramente el estado de los activos y atiende las necesidades específicas.

Aplicaciones del internet de las cosas en otros sectores económicos

Aplicaciones del Internet de las Cosas medicina

Medicina

El internet de las cosas también permitirá la monitorización de pacientes fuera del hospital. El paciente puede permanecer en casa o en algún lugar con enlace de comunicaciones. Los médicos podrán monitorizar sus condiciones y recibir alertas de eventos potencialmente letales. De igual forma, puede ayudar a realizar diagnósticos anticipados.

Además, se pueden usar wearables conectados a los pacientes para seguirlos en tiempo real. En general, las aplicaciones del internet de las cosas contemplan potenciar el control asistencial y la prevención de eventos letales.

Hostelería

El IoT puede ayudar a generar grandes mejoras en la calidad del servicio. Por ejemplo, facilita la incorporación de llaves electrónicas que los huéspedes pueden descargar en sus celulares. Así, se automatiza el proceso de check in y check out, habilitando e inhabilitando las puertas o asignando tareas de house keeping.

Además, permite enviar información de actividades de interés, realizar pedidos a la habitación y el cargo automático. Se suma la posibilidad de solicitar útiles de aseo personal, lencería u otras actividades. Todo ello se puede facilitar con esta tecnología

En los restaurantes, puede ayudar a los camareros a localizar la mesa a dónde va la comida. De igual forma, ayuda a prevenir la caducidad de alimentos y la gestión de aparatos como cámaras frigoríficas, cocinas y hornos.

Comercios y retail

Aplicaciones del Internet de las Cosas retail

Entre las aplicaciones del internet de las cosas encontramos una serie de diferentes usos en el retail y el comercio. Por ejemplo, podría ayudar a resolver el problema de la autenticación, localización y pago en los comercios. Para ello, utilizaría pequeños sensores con tecnología bluetooth que se comuniquen con los dispositivos inteligentes.

Además, el IoT permite conocer más sobre los clientes: la frecuencia de visitas, las horas, los productos que compra, las distancias que recorre para poder ir a la tienda, el tiempo que pasa en ella… Los sensores del IoT permiten reunir toda esta información para que los comerciantes puedan proveer lo necesario para lograr una mejor experiencia según los gustos de cada uno.

Logística

Además, puede ayudar a mejorar los procesos logísticos de los almacenes. Con él, se puede saber la ubicación de camiones, containers y objetos para mejorar el proceso de organización y distribución.

Aeropuertos, empresas de distribución, supermercados, empresas de venta online y demás podrán monitorizar sus activos y objetos dentro de sus instalaciones. Con estos usos del internet de las cosas se pueden ahorrar tiempos, optimizar rutas, mejorar la seguridad y abaratar costos.

Aplicaciones del internet de las cosas en la vida diaria

Aplicaciones del Internet de las Cosas vida diaria

Wearables

Relojes inteligentes, gafas virtuales, dispositivos de rastreo GPS y otros dispositivos similares son algunas de las tecnologías que podrían evolucionar más con el IoT. Las grandes compañías tecnológicas ya están trabajando para diseñar dispositivos prácticos que lo introduzcan en nuestra cotidianidad.

Estos dispositivos serán pequeños, energéticamente eficientes y equipados con hardware y sensores. Con ellos, recopilarían y organizarían la información sobre los usuarios. Con esta información podríamos incrementar nuestro rendimiento deportivo o monitorizar la salud; usar la realidad aumentada y más.

Coche conectado

Los nuevos coches cuentan, cada vez más, con mejores tecnologías para optimizar su rendimiento. En la búsqueda de lograr los vehículos autónomos, se están equipando con sensores de movimiento, proximidad, cámaras y acceso a internet. Gracias a estas tecnologías no solo algún día podrán conducirse solos; también darán soporte al conductor ante todo tipo de eventualidades.

De esta forma, las aplicaciones del internet de las cosas también contemplan los nuevos autos, que se conectarán con las smart cities o las casas inteligentes. Además, empresas como Tesla, permiten programar autónomamente un sistema de recogida para realizar los ajustes en su mantenimiento.

Domótica

Aplicaciones del Internet de las Cosas domót

La domótica será uno de los grandes usos del internet de las cosas. Todavía está en desarrollo, debido a la ausencia de estándares compartidos entre marcas y dificultad en infraestructuras. Sin embargo, muy pronto verá la luz, dado que cada vez podemos ver nuevos productos comerciales. De hecho, ya podemos ver dispositivos que controlan la calidad del agua de las piscinas, interfaces de voz, aplicaciones, electrodomésticos y mucho más.

En el hogar, el IoT podría ayudar a rastrear mascotas perdidas, controlar la seguridad de la casa o las compras. En este último caso, el refrigerador podría tener la capacidad de saber cuántos alimentos quedan y su fecha de caducidad. Incluso, se podría programar que la nevera envíe una notificación al usuario cuando se acerca la fecha de vencimiento de un alimento. Otras aplicaciones serían automatizar el control de las ventanas, la temperatura y las luces.

Casas inteligentes

La domótica también nos abrirá la puerta a las casas inteligentes. Con Alexa o Google podremos comenzar a controlar los grandes y pequeños detalles de nuestras casas. El internet de las cosas será clave, desde controlar la iluminación o la música simplemente diciéndolo hasta el acuario o el riego de las plantas del jardín.

Las aplicaciones del internet de las cosas en este sentido son muy variadas: controlar la temperatura de la vivienda; subir y bajar persianas; neveras inteligentes; compra de alimentos en línea; conectarse diferentes elementos para ofrecer una experiencia más completa y crear nuevos tipos de funcionalidad.

Aplicaciones del internet de las cosas en las ciudades inteligentes

Aplicaciones del Internet de las Cosas Ciudades

Monitoreo de tráfico

En las calles, el IoT también tendrá un impacto incalculable. Por ejemplo, será muy útil en la gestión del tránsito vehicular en las grandes ciudades.

Los sensores podrán recopilar información de los teléfonos móviles y aplicaciones como Waze y Google Maps para monitorear el tráfico. Así, se pueden mostrar las condiciones de las diferentes vías, mejorar las rutas sugeridas, avisar de accidentes en el mismo momento que sucedan y optimizar todo el movimiento vehicular.

Ahorro energético

Los medidores de energía inteligentes serán otra de las aplicaciones del internet de las cosas. Se podrán instalar sensores en distintos puntos estratégicos, desde plantas de producción hasta puntos de distribución. De esta forma, se podrá generar una comunicación bidireccional que ayude a detectar fallas y tomar decisiones a tiempo.

Asimismo, se podrá conocer los patrones de consumo del usuario final para determinar la mejor forma de ajustar su gasto energético. Todo esto garantiza un seguimiento y control de la red eléctrica que se traduce en ahorro de energía.

Gestión de suministros

Con el IoT se podría gestionar de manera más eficiente el agua, electricidad o gas. Todos estos estarían vinculados a datos de consumo real, información meteorológica y otros datos relevantes. Así, y vinculado a la inteligencia artificial, se puede hacer un ahorro de los mismos, minimizar los desperdicios; verificar y notificar de daños en el sistema. En resumen, hacer una gestión más adecuada.

Palabras finales

Como podemos ver, las aplicaciones del internet de las cosas son prácticamente infinitas y seguirá evolucionando continuamente. En los próximos años, podremos ver cómo sus aplicaciones se multiplican y llegan a los lugares más inesperados para sorprendernos con sus alcances. De esta forma, seguirá mejorando la conectividad de diferentes actividades y lugares.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here