La industria automotriz se prepara para progresivamente tener un cambio en la forma en que nos transportamos. Las tendencias cambian y el uso de combustibles tradicionales se ha estado reemplazando por los coches eléctricos o los de hidrógeno. Por tanto, no es de extrañar que se busquen alternativas a las gasolineras tradicionales. Hablamos de las electrolineras, que han llegado para surtir a los vehículos eléctricos o híbridos enchufables

Este tipo de estaciones de recargas aún representan una gran novedad, ya que su uso no está tan masificado y el mercado de los coches eléctricos sigue estando reducido a un pequeño porcentaje de la sociedad. Sin embargo, es importante que sepas qué son y cómo funcionan los centros de carga para autos eléctricos, de manera que no te quedes rezagado en este nuevo panorama de la movilidad eléctrica. ¡Contribuye a bajar los usos desmedidos de hidrocarburos! ¡Te invitamos a seguir leyendo!

¿Qué es una electrolinera?

Estación de carga de coche eléctrico | Electrolineras

Una electrolinera es una estación de carga eléctrica para autos. El término surge tras la unión de la palabra eléctrica y gasolinera. En este tipo de lugares, se dispensa energía para recargar las baterías de los coches eléctricos o autos híbridos. También permiten realizar otro tipo de operaciones como cambiar las baterías.

Con una electrolinera se busca lograr dos objetivos. En primer lugar, crear una red de recarga de energía eléctrica en las carreteras. De esta manera, se contribuye a atenuar una de los principales contras de los autos eléctricos: la autonomía. Al poder recargar en estaciones los viajes serán cada vez mayor y con distancias mucho más lejanas a las que hasta el momento se han reportado.

Por otro lado, una electrolinera busca que en un futuro se pueda recargar de forma ultrarrápida, de forma tal que el tiempo de recarga se acerque al de repostaje de un coche de combustión tradicional. También buscan adaptarse al mundo que está por venir, donde se estima que el uso de coches eléctricos compita con los vehículos actuales.

Algunos usuarios de este tipo de coches tienen sus propias estaciones de carga eléctrica en sus hogares. No obstante, estas no pueden ser consideradas como electrolinera, porque son de uso doméstico, con lo cual no entran en esta categoría.

Tipos de electrolineras

Electrolineras: Estación de carga para coches eléctricos

Por su uso

  • De recarga: Son las más habituales. Permiten que los coches eléctricos puedan recargarse en caso de que estén en medio de un viaje o sus propietarios se hallen lejos de casa. El problema con este tipo de gasolinera eléctrica es que aún hay muy pocas en el mundo. La Federación Europea de Transporte y Medio Ambiente (T&E, por sus siglas en inglés) y la Organización Europea del Consumidor (BEUC) han pedido contar con un millón de electrolineras (al menos en Europa) para el 2024 y elevar esta cifra a tres millones para el 2029.
  • De recambio de baterías: La idea detrás de este tipo de electrolinera es que los usuarios puedan cambiar rápidamente su batería gastada por una llena. No obstante, este modelo tiene varios detractores, quienes argumentan que requerirían una inversión exageradamente alta en baterías para cubrir la demanda. Del mismo modo, existe el riesgo de que se entregue una batería con una autonomía baja, siendo esto un problema para el cliente.

Por su tipo de carga

  • De carga rápida: La corriente se realiza en corriente continua. En este caso, se puede cargar el 70% de la batería en menos de 30 minutos debido a que alcanzan los 50 kWh.
  • Carga semirápida: Se conoce como el modo 3 de recarga porque se realiza en corriente alterna. Puede llegar a cargar el 100% del vehículo en dos horas.

Recomendado¡Es oficial! El Model S Plaid de Tesla es el coche eléctrico de producción más rápido hasta el momento

¿Cómo funciona una electrolinera?

Vehículo estacionado en una gasolinera eléctrica

Las estaciones de recarga de coches eléctricos o electrolinera tienen un funcionamiento bastante sencillo. Poseen cargadores con sus propias mangueras que son capaces de hacer fluir la corriente eléctrica hasta el vehículo. Estas mangueras se conectan manualmente al vehículo.

Además, están equipadas con una conexión subterránea que dota de energía eléctrica a la electrolinera. Este tipo de instalaciones pueden estar desplegadas en las carreteras más alejadas, en centros urbanos o en centros comerciales y su manera de operar sigue siendo bastante similar a las tradicionales.

Las estaciones de carga de vehículos eléctricos están compuestas con las siguientes partes: armazón metálico, placas electrónicas y componentes electrónicos. Su funcionamiento es muy moderno, se opera bajo la modalidad de autoservicio, aunque en algunas estaciones puedes encontrar personal que te ayuda a recargar la energía de tu coche.

Recomendado:

Diferencias entre una gasolinera y una electrolinera

Electrolineras: Estación de carga de vehículos eléctricos en carretera

  • La principal diferencia, y quizás la más marcada, entre una gasolinera y una electrolinera es el tipo de combustible. La gasolinera dispensa gasolina y diésel, mientras que la electrolinera solo recarga energía eléctrica continua o alterna.
  • Otra de las diferencias es que con la gasolinera se usa combustible fósiles que ha quedado demostrado es una fuente contaminante para el planeta y que puede llegar a causar problemas respiratorios. Con las electrolineras, estarás haciendo uso de un modelo de coches más sostenibles con el medio ambiente y que fomenta el respeto por el planeta.
  • Las gasolineras suelen tener un costo más elevado si se compara con el valor promedio de repostar en una electrolinera.

Lee también:

¿Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico?: precio en las electrolineras

Coche repostando en electrolinera

Hay varios factores que inciden en el precio final por repostar en las electrolineras. El primero es la velocidad en la que se hace la recarga: mientras más rápida, más costosa. El otro factor es el país donde te encuentres. No obstante, en promedio, el precio del kWh suele oscilar entre los 0.2 y 0.55€.

También es importante mencionar que algunas empresas de estaciones de servicio pueden ser más baratas o costosas. Estos son algunos de los precios que te puedes encontrar en Europa en 2021 y que sirven para conocer cuánto puede cuesta cargar un coche eléctrico:

  • Ionity: 0,78€/Kw – 14,2€/100km.
  • Tesla: 0,29€/Kw – 4,64€/100km.
  • Endesa (X): 0,49€/kW – 7,84€/100km.
  • Iberdrola: 0,30€/Kw – 4,8€/100km.

En Colombia, por ejemplo, la compañía Terpel es la administradora de las electrolineras. Una carga completa puede rondar los 25.000 pesos colombianos (aproximadamente 6.25 dólares estadounidenses). Por su lado, en México, las electrolineras ofrecen sus servicios entre 50 y 100 pesos (cerca de 4.85 dólares estadounidenses). Quienes tengan estos autos en El Salvador deben pagar por repostar unos 6 dólares estadounidenses.

Además:

¿Cómo se paga en las electrolineras?

Electrolineras: Centro de carga para autos eléctricos en la ciudad

Algo que tienen en común la mayoría de las electrolineras es que tratan de eliminar el pago en el sitio y buscan métodos para que los usuarios hagan un pago mensual o sin contacto. En las electrolineras puedes pagar con tu Tarjeta de Crédito, Tarjeta de Débito o con dinero en efectivo, todo depende del país donde te encuentres.

Por ejemplo, Endesa da a sus clientes tarjetas prepagadas, según las necesidades de cada persona. Se puede escoger entre tres tarifas:

  • Básica: Se paga por Kw repostado.
  • Tarifa mínima: Se pagan 38 euros que podrán ser utilizados al mes en estaciones de carga de vehículos eléctricos de la marca.
  • Plana: El usuario estima una cantidad de Kw que usará al mes y en función de ello paga.

Palabras finales

Aunque no hay tantas electrolineras desplegadas en el mundo como se espera, seguramente en pocos años tendremos una cantidad que compita con las gasolineras. El mundo está preparado para avanzar en esta transición hacia una movilidad mucho más sostenible. De hecho, en Noruega la compra de vehículos convencionales ha caído dramáticamente. Otros países pretenden cambiar la flota de transporte público completamente a autos eléctricos.

¿Tú qué opinas acerca del futuro de la movilidad? ¿Crees que realmente sea un modelo que se instaure a largo plazo? Te recomendamos leer nuestra entrevista a Wallbox. ¡Queremos saber tu opinión en los comentarios!

¿Te gusta la velocidad? Dale un vistazo a las siguientes motos eléctricas:

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here