A lo largo de los siglos la vida de los humanos se ha transformado gracias al avance de la tecnología. En los últimos años lo que veíamos en películas de ciencia ficción apunta a convertirse en nuestra realidad futura. Tanto es así que el desarrollo parece haberse acelerado a una velocidad que es difícil seguirle el ritmo. Desde nuestra vida diaria hasta las fábricas y las exploraciones espaciales, las nuevas tecnologías del futuro modificarán no solo nuestra manera de hacer las cosas, sino también la forma de ver y relacionarnos con el mundo.

Coches que se manejan solos, robots con una inteligencia similar a la de los humanos, un mundo totalmente interconectado, ¿qué nos depara el futuro? Los avances no paran y ya desde nuestro presente vemos la llegada de desarrollos tecnológicos que cambiarán nuestra vida cada vez más. A continuación, presentamos 14 tecnologías del futuro que van a contribuir al progreso del mañana.

No pienso nunca en el futuro porque llega muy pronto.
Albert Einstein

Tecnologías del futuro: 14 innovaciones futuristas

1. Coches autónomos

tecnologías de futuro - coches autónomos

En la era de los coches eléctricos aparece un competidor que se está robando las miradas: los coches autónomos. Un coche autónomo contará con una tecnología y sistemas tan avanzados que podrá funcionar sin el control de un humano. El concepto ha evolucionado con los años, pero sigue refiriéndose a los coches que no necesitarán a un conductor.

Los coches autónomos imitan las capacidades de un humano al poder percibir el entorno que lo rodea. Para poder identificarlo, se sirve de tecnologías como sensores, radares, visión computarizada por cámaras y GPS. Así, al usuario elegir el destino, identifica la ruta, las señales de tráfico y es capaz de reconocer obstáculos.

La industria automotor señala seis niveles de autonomía, según el estándar de SAE J3016. Hasta el momento, en el mercado se han desarrollado hasta el nivel 3 de autonomía. Repasamos cada nivel de autonomía.

  • Nivel 0: Sin automatización en la conducción
  • Nivel 1: Asistencia al conductor, sea en el control del movimiento longitudinal o del movimiento lateral. No ambas. Todas las demás actividades recaen sobre el conductor.
  • Nivel 2: Automatización parcial de la conducción. Se cuenta con asistencia para el control del movimiento longitudinal y el lateral. No se cuenta con detección y respuesta ante objetos.
  • Nivel 3: Automatización condicionada de la conducción. Además de la asistencia para el movimiento longitudinal y el lateral, el sistema puede detectar y responder ante objetos. Se habla de un usuario preparado para intervenir.
  • Nivel 4: Automatización elevada de la conducción. Cuenta con asistencia para el control del movimiento longitudinal y el lateral, y detección y respuesta ante objetos. Ya no es necesario un usuario preparado para intervenir. Sin embargo el funcionamiento del sistema sigue limitado a ciertas condiciones.
  • Nivel 5: Automatización completa de la conducción. Además de todas las características anteriores, ya no hay condiciones específicas limitantes para el funcionamiento del sistema. No es necesario el conductor.

Si creías que la conducción autónoma era ciencia ficción, ponte el cinturón, porque el futuro acelera, y con fuerza, hacia los coches autónomos. Esta tecnología futurista traerá irremediablemente cambios en la movilidad de las ciudades.

2. Internet de las cosas

internet de las cosas ventajas

Cuando el internet saltó de las computadoras a otros dispositivos comenzó su transición a abarcar todo lo que nos rodea. Desde el celular a la nevera, el internet puede agrupar y conectar un sinfín de dispositivos para que puedan interactuar entre ellos. La tecnología que permitirá todo esto es el internet de las cosas (IoT).

Por medio del internet de las cosas, todos los objetos de una red pueden interactuar, recibir y transferir datos sin intervención humana. De esta forma, los objetos pueden intercambiar información y tomar decisiones según necesidades específicas.

Desde termostatos y autos hasta semáforos y dispositivos médicos, son muchos los equipos que se pueden conectar entre sí. Esto se logra a través de sensores y será potenciado por el 5G, que acelerará la rapidez y latencia.

Un ejemplo actual de cómo cosas cotidianas se pueden hacer inteligentes son los wearables. Antiguamente, los relojes solo proporcionaban la hora. Ahora, con el avance de las tecnologías, se pueden conectar a internet, enviar y recibir mensajes, y más. Asimismo, en la medida en que vaya evolucionando esta tecnología, se podría llegar a una integración total de las personas con el internet, que genere una nueva relación con los dispositivos.

Los beneficios del internet de las cosas no solo se pueden disfrutar en el hogar, sino también en el mundo empresarial y las infraestructuras urbanas. Su implementación y potencialización ya comienzan a generar los primeros efectos. Por ejemplo, el IoT es una de las tecnologías que ha contribuido a la cuarta revolución industrial.

3. Inteligencia artificial

Inteligencia artificial

Inspiradora de ilusiones y terrores, la inteligencia artificial es una de las tecnologías del futuro que más promete cambiar nuestra vida. Sea para un escenario ideal donde los robots puedan realizar todas las actividades de los humanos incluso mejor que nosotros, o en un futuro distópico donde robots humanoides tomen el control del mundo y nos dominen. Todos estamos de acuerdo en que el potencial de esta tecnología es enorme.

La inteligencia artificial (IA) es la capacidad que tienen algunas máquinas para aprender, razonar, tomar decisiones y desarrollar nuevas ideas. El objetivo es que las máquinas presenten las mismas capacidades del ser humano, o las superen, para mejorar su rendimiento en determinadas tareas y trabajos.

Definir qué es la inteligencia artificial resulta muy complejo, porque, para iniciar, no hay consenso frente al concepto de inteligencia. Además, la IA está en constate evolución, por lo que no es posible confirmar su potencial, solo intuirlo.

Resulta más simple comprender sus características. A diferencia de un programa informático, la IA no es solo una lista de órdenes, no debe recibir órdenes para obtener un resultado, sino con unos datos de entrada debe obtener resultados. Así, comienza a reunir distintas informaciones y procesarlas constantemente.

La IA normal requiere algoritmos poderosos y una gran cantidad de datos y capacidades de computación. Por ello, los investigadores trabajan en encoger los nuevos algoritmos que existen en los modelos de deep learning sin que pierdan sus capacidades. Asimismo, se están desarrollando chips especializados de IA que prometen empacar las capacidades de computación en espacios más pequeños, lo que daría lugar a la inteligencia artificial diminuta.

Esto podría permitir que servicios como asistentes de voz, autocorrector y cámaras digitales funcionen más rápido sin tener que acceder a la nube todo el tiempo. Además, ayudaría a proteger mejor la privacidad de las personas.

Más allá de eso, el objetivo más ambicioso de las investigaciones de IA es conseguir que las máquinas tengan una inteligencia similar a la de los seres humanos y llegar a la denominada singularidad tecnológica. ¿Se logrará?

4. Computación cuántica

Computador cuántico Carrera

La computación cuántica es una línea de la informática que utilizaría la parte de la física que estudia las partículas atómicas y subatómicas (física cuántica) con el propósito de superar las limitaciones de la computación tradicional.

Se apoya en una nueva generación de ordenadores superpotentes. Estas computadoras estarían en la capacidad de guardar y procesar la información de una manera completamente diferente a las computadoras ordinarias. Las computadoras cuánticas podrían procesar información de una manera mucho más rápida. 

¿Cómo funcionan? Por medio de la física cuántica, que estudia las partículas atómicas y subatómicas para superar las limitaciones de la computación tradicional. Su sistema no se basa en los bits, como los ordenadores tradicionales, sino en los cúbits.

Una computadora cuántica será capaz de basarse en los principios de la superposición de la materia y el entrelazamiento cuántico. Por ello, su desarrollo ha sido impulsado gracias al algoritmo del temple cuántico en 1989 y al algoritmo de Shor en 1994.

De lograrse consolidar el uso de la computación cuántica, muchos sistemas de cifrado quedarían obsoletos. Por eso es que las empresas están en una carrera para presentar los resultados más innovadores y lograr la llamada supremacía cuántica. Esta es el momento en el que un ordenador cuántico logre resolver problemas imposibles para una computadora convencional en un tiempo razonable.

Esta es una de las tecnologías del futuro por sus múltiples aplicaciones. Permitiría el diseño y creación de nuevos materiales; la elaboración de modelos financieros; gestionar moléculas a nivel farmacéutico; generar soluciones biomédicas y podría quebrantar gran parte de la criptografía usada hoy en día.

La carrera para alcanzar el liderazgo de la computación cuántica solo ha comenzado…

5. Internet cuántico

Tecnologías del futuro internet cuántico

Como se mencionó anteriormente, las computadoras cuánticas pueden procesar cada vez más cúbits, lo que cambia el concepto de informática. Sin embargo, esta transformación también permitirá la creación de algo que no se ha mencionado antes: el internet cuántico.

Al hablar de internet cuántico se hace referencia a un sistema que garantizaría conexiones extremadamente seguras. El internet cuántico no llegaría a sustituir el internet actual, sino a convivir con él. Se basa en un conjunto de protocolos y sistemas donde el uso de cúbits redundaría en nuevas metodologías de comunicación.

Esta tecnología se basa en el uso de cúbits, la teleportación cuántica y otros fenómenos de la mecánica cuántica. Los científicos creen que el internet funcionaría enteramente en partículas de luz; aunque otros creen que se deberían crear redes cuánticas en las que la luz interactúe con la materia.

El internet cuático contará con un sistema de distribución de clave cuántica, mediante el cual se genera una clave secreta con fotones entrelazados. De esta forma, es imposible espiar o interceptar una conversación.

Las ventajas de esta tecnología futurista son su baja latencia, su velocidad (que viajaría a la velocidad de la luz) y su extrema seguridad. Es probable que el usuario doméstico no reconozca los beneficios que trae, pero en determinados sectores será muy importante. Como se mencionó, ayudará a mejorar la seguridad de las comunicaciones, pero también facilitará interconectar equipos que estén distanciados por muchos kilómetros.

¿Quieres conocer más? Te recomendamos leer: Qué es el internet cuántico y cómo revolucionará las futuras comunicaciones

6. Tecnología 5G

5g uso

El 5G es la quinta generación de las redes móviles, que ya llegó al mundo y poco a poco se irá implantando en los distintos países.

Para comprender su impacto, conviene conocer la evolución de las redes móviles. El 1G permitió las llamadas de voz. Luego, con la tecnología 2G llegaron los SMS. Esto dio paso a la 3G, que trajo la conexión continua a internet. Años más tarde, aterrizó la banda ancha del 4G, que permitió una rapidez de datos nunca vista. Ahora, el 5G traerá un salto futurista.

El 5G trae consigo más velocidad, menos latencia y el internet de las cosas. Para comenzar, la velocidad es uno de los avances más llamativos. Según expertos, será cerca de 10 veces mayor a la del 4G. Gracias a esto, se podrá entrar a una página web tan rápido como abrir un archivo o cargar videos en Ultra HD con un pestañeo.

De igual forma, permitirá un salto de conectividad nunca antes visto y que podrá catapultar las ciudades inteligentes. Se espera que esta tecnología desate un ecosistema masivo del internet de las cosas. Este sistema permite que miles de millones de dispositivos se puedan conectar y comunicar entre sí. Es decir, favorecerá la comunicación humano-máquina y máquina-máquina. De hecho, se podrían conectar hasta 100 dispositivos por unidad de área.

El 5G también promete una tasa de datos de hasta 10 Gb/s, latencia de 1 milisegundo y reducción del 90 % en el consumo de energía en la red. Para lograrlo, deberá viajar en ondas de muy alta frecuencia. El único problema es que este tipo de ondas no pueden atravesar paredes, ventanas y tejados. Cabe recordar que ninguna generación de redes móviles reemplaza a la anterior, sino que llegan a complementarse.

7. Dinero digital

Tecnologías del futuro - dinero difital

El dinero digital es aquel que se utiliza a través de internet. Al igual que el dinero en efectivo, puede ser obtenido, transferido o cambiado por divisas. Las monedas digitales no tienen fronteras políticas o geográficas.

De este tipo de dinero se habla desde 1982, cuando David Chaum propuso usar la criptografía asimétrica para crear una moneda digital, segura, privada y anónima. Con el desarrollo de la criptografía y la aparición de internet, en 1990, Chaum creó la compañía DigiCash, donde desarrolló su idea del dinero digital.

La idea ha evolucionado con los años. Ahora, este se puede transferir intercambiar por tecnologías como los teléfonos inteligentes, tarjetas de crédito e intercambios de criptomonedas. Las compañías de servicios financieros contribuyen a facilitar las transferencias de dinero digital y transacciones online. Así, se busca eliminar las transacciones en efectivo.

Una de las formas de monedas digitales más exitosas de los últimos años es la criptomoneda Bitcoin. De igual forma, algunos países y empresas han decidido lanzar su propia moneda digital. Tal es el caso de Venezuela con su moneda digital Petro y, más recientemente, la Libra, que Facebook ha manifestado que busca lanzar. La compañía la anunció como una «moneda digital global», pero tras diferentes reacciones desde distintos sectores puede que nunca vea la luz. Aun así, provocó que el Banco de China anunciara que acelerará el lanzamiento de su propia moneda digital.

¿Y qué nos depara el futuro del bitcoin? Ciertamente, predecir el futuro de esta moneda parece casi imposible, sin embargo, los avances en este ámbito apuntan a un crecimiento en los próximos años. El impacto de la moneda digital ha sido gigante en nuestra manera de comprar e intercambiar. Sin embargo, con la llegada de nuevas monedas, está por verse qué nuevos cambios, tanto individuales como en la política y economía global, traerá.

8. Big Data

Tecnologías del futuro Big Data

¿Cómo comprender lo que quiere tu cliente y lo que hará después? ¿Es posible saber si tus operaciones están funcionando de manera óptima? ¿De qué forma identificar si tu rutina de ejercicios es adecuada para tus metas? La respuesta para todas estas cuestiones es la misma: el big data.

Cuando hablamos de big data nos referimos a un conjunto de datos de gran tamaño y complejidad. Los datos proceden de diferentes fuentes y en su estado inicial es casi imposible sacar nada útil de ellos. Por ello, también hace referencia a los procedimientos usados para identificar patrones y obtener información de estos datos.

Las fuentes de estos datos son variados. Incluyen centros de llamadas, dispositivos GPS, teléfonos inteligentes, redes sociales, búsquedas en internet y sensores incorporados en otros dispositivos, entre muchos más. Asimismo, para organizar estos datos, se combinan con datos estructurados como un ERP (Enterprise Resource Planning) o un CRM (Customer Relationship Management).

El valor del big data radica en que proporciona un punto de referencia para la toma de decisiones. Al tener una gran cantidad de datos, al ser moldeados pueden proporcionar respuestas para preguntas que todavía no se han formulado. Además, permite identificar problemas en las organizaciones. De esta forma, se conduce a movimientos de negocios más inteligentes y operaciones más eficientes.

El big data puede ser utilizado en modelos estadísticos y preventivos, análisis de negocio, campañas publicitarias, seguimiento de la población o seguimiento de la proliferación de enfermedades infecciosas.

¿Y qué nos depara en el futuro el big data? Las predicciones positivas apuntan a un incremento de puestos de trabajo de analistas de datos; un aumento en millones de dólares para inversión en esta tecnología; el machine learning como en un aliado del big data. Por último, la mejor predicción, de la que hemos escuchado hablar solo hace unos pocos años, es el fast data, una nueva vertiente en el procesamiento de datos que promete la consulta a alta velocidad y evita la pérdida de información.

9. Impresión 3D

Tecnologías del futuro impresión 3D

La impresión 3D llegó para cambiar el mundo del diseño y la fabricación de productos. Desde los procesos industriales hasta la medicina, las impresoras 3D ayudarán a acelerar procesos y generar nuevas soluciones a distintos problemas.

Esta es una de las tecnologías del futuro porque permite crear objetos físicos por medio de un modelo digital a un costo relativamente bajo. La impresión 3D se le conoce como manufactura aditiva, porque no remueve material, sino que lo adiciona capa por capa en sucesivas secciones.

Los plásticos y las aleaciones de metal son los materiales más usados para la impresión 3D, pero pueden variar a una infinidad de opciones, que incluyen también el tejido vivo.

Las implementaciones de esta tecnología ya se evidencian en el sector automotor, con la construcción de prototipos que ahorran tiempos de modelado y materiales. Además, se encuentran en la industria de la joyería, el calzado y el diseño industrial.

Asimismo, ofrece la ventaja de poder fabricar productos más cerca de donde se van a consumir, lo que evitaría el transporte de grandes distancias. Otro beneficio que trae es poder desarrollar nuevos productos sin la enorme inversión inicial que necesitaban anteriormente. De igual forma, en la medicina se busca crear órganos humanos que se puedan imprimir. 

¡Y hay más! El futuro de la impresión 3D nos trae una línea totalmente innovadora: la impresión 4D, que consiste en imprimir objetos en 3D, pero que cambien tras diferentes estímulos en el entorno.

10. Biotecnología

Tecnologías del futuro biotecnología

La biotecnología puede englobar las tecnologías que utilizan los sistemas biológicos u organismos vivos para la creación de productos con usos específicos.

Es una ciencia multidisciplinar, ya que aplica distintas ramas como la biología, la química, la física, la genética y la bioquímica, entre otros. El objetivo está en utilizar organismos vivos para generar o mejorar bienes o procesos que resulten de interés para los humanos. Sus aplicaciones se encuentran en la medicina, agricultura, farmacia, ciencias forestales y ciencia de los alimentos.

Gracias a la biotecnología en la salud se pueden detectar infecciones genéticas por diagnóstico molecular, crear nuevos fármacos y poner en marcha la medicina personalizada. Aplicada en la salud, también se ha utilizado para la curación de enfermedades por medio de manipulación genética o la creación de medicamentos.

Esta tecnología también se puede aplicar en sectores como la agricultura, el medio ambiente y la industria para mejorar la eficiencia de los procesos. Por ejemplo, en el desarrollo de sustancias bioactivas, diagnóstico y manejo de enfermedades.

Una de la aplicaciones más prometedoras de la biotecnología es en la medicina hiperpersonalizada, que ya se ha puesto en marcha. Esta medicina implica el desarrollo de medicamentos a la medida de los genes de la personas. Usa la información de los genes para tratar una enfermedad, por lo que resulta ideal para personas con enfermedades inusuales.

La medicina hiperpersonalizada también cambia el enfoque de la medicina. Implica un diagnóstico que va más allá de la enfermedad y se basa en las características del paciente. Tratamientos para enfermedades como cáncer y Alzheimer han resultado exitosos.

11. Nanotecnología

Tecnologías del futuro nanotecnología

Es una de las tecnologías del futuro que podría pasar más inadvertida entre las personas. Sin embargo, puede ser aplicada en múltiples campos y traería múltiples beneficios para los humanos.

Esta ciencia es el estudio y manipulación de materia en tamaños diminutos, entre uno y 100 nanómetros. La nanotecnología implica diferentes materiales, procesos de fabricación y tecnologías. Richard Feynman es considerado el padre de la nanociencia, al proponer elaborar productos basados en un reordenamiento de átomos y moléculas.

Al hablar de materia tan diminuta, se puede comportar de manera inesperada con nuevas y distintas propiedades. Por ello, esta ciencia no se define según un tipo de sistema, sino con base a la nanoescala. Además, permite que tenga un carácter transversal y aplicaciones en todas las áreas: medio ambiente, sector energético, electrónica, medicina, construcción, cosmética, exploración espacial o agricultura.

Uno de los campos que se está trabajando en esta tecnología futurista y tendrá gran impacto es la utilización médica de nanorobots. El objetivo es usarlos para combatir enfermedades desde el interior del cuerpo, con la ventaja que podrían adentrarse en cualquier órgano y operar internamente. De esta forma, se evitarían algunas operaciones con más riesgo y más invasivas.

Otro campo muy desarrollado y donde la nanotecnología ha sido determinante es en la creación de nuevos materiales. Gracias a estos materiales se pueden desarrollar sistemas novedosos con propiedades únicas que pueden facilitar avances en otros sectores.

12. Robótica

robot

La robótica busca diseñar máquinas robotizadas con la capacidad de realizar tareas automatizadas. En sus sistemas confluyen otras tecnologías y diferentes ciencias, como la ingeniería, mecánica, electrónica y sistemas computacionales. Las actividades a realizar y respuestas se encuentran en su software; por lo que su base radica en la inteligencia artificial (IA).

La robótica estudia el diseño, manufactura y aplicación de máquinas automáticas para realizar tareas que puedan reemplazar actividades de un ser humano. Este último punto es muy importante porque uno de los objetivos de esta ciencia es suplir tareas cotidianas o peligrosas que realicen los humanos.

Existen distintas clasificaciones de robots, una de las más sencillas es la que los divide en industriales (brazos mecánicos y robots manipuladores) y no industriales (humanoides y móviles).

La robótica es una de las tecnologías del futuro pues cambiará nuestra vida en el mañana. Se espera que los robots puedan asumir una parte de las labores cotidianas de las personas, en el hogar y las empresas. De esta forma, las personas solo se dedicarían a realizar trabajos donde las relaciones y habilidades humanas sean necesarias.

Algunas de las aplicaciones principales son la agricultura y silvicultura; construcción; exploración espacial; medicina y salud; entornos peligrosos; vigilancia y seguridad; minería; manufactura y más.

13. Realidad virtual

La realidad virtual es una simulación computarizada donde las personas experimentan una inmersión sensorial en otro espacio. En esta simulación, puedes sentir que estás en otro lugar y puedes explorar e interactuar con dichos espacios. La característica principal es que todos los objetos o el espacio en general tienen apariencia real.

Para poder experimentar la realidad virtual se necesita emplear tecnología de última generación. Para comenzar, el usuario requiere de un casco o gafas para la simulación, conectados a una computadora o consola. Esta debe ser capaz de soportar software que realicen este proceso e interfaces avanzados. Para una experiencia más interactiva, se puede complementar con guantes, controles, sistemas de sonido y otra vestimenta con sensores.

Una de las claves para comprender qué es la realidad virtual es entender que se trata de una experiencia interactiva. Para que realmente sea un éxito, las computadoras deben calcular y visualizar la información sensorial con rapidez para engañar los sentidos del usuario. Las aplicaciones de esta tecnología del futuro son muy variadas e incluyen ámbitos como la educación, la industria, la salud y el transporte.

Según algunas predicciones se espera un crecimiento en cuanto a realidad virtual. Por tanto, esperamos escuchar más de ella en los próximos años.

14. Megaconstelaciones de satélites

Tecnologías del futuro satelites

Los satélites pueden transmitir una señal de banda ancha a terminales de internet. Por medio de mecaconstelaciones formadas por miles de satélites se podría transmitir la señal de banda ancha a cada centímetro del planeta. Siempre que las terminales tengan una vista del cielo, cualquier dispositivo cercano podría obtener este servicio.

Esto es posible gracias a los avances tecnológicos de la exploración espacial. La reducción del tamaño de los satélites también ha permitido hacerlos más económicos. Con satélites que pesan menos de 250 kilogramos, se pueden fabricar docenas de ellos y enviarlos juntos al espacio.

Empresas privadas como SpaceX y OneWeb están comptiendo por poner los primeros satélites de las mecaconstelaciones. Así, esperan establecer el servicio de internet por satélite. Para ello, despliegan una gran cantidad de satélites pequeños en órbita baja. Esto permitiría proporcionar internet a un gran público, con alta velocidad.

Sin embargo, algunos científicos temen que estos objetos vayan a interferir con la exploración astronómica. O peor, que lleguen a colisionar, causando que se generen millones de piezas de naves espaciales, lo que haría las futuras exploraciones espaciales imposibles.

Palabras finales

Es difícil imaginar que cuando se creó internet se pudiera visualizar cómo transformaría el mundo varías décadas después. Lo mismo podría pasar con cualquiera de las tecnologías mencionadas. ¿Hasta qué punto la impresión en 3D cambiará nuestra manera de producir objetos? ¿Cuáles son las verdaderas posibilidades de la inteligencia artificial? ¿Cómo funcionará un mundo donde las cosas puedan interactuar entre sí?

Son muchas las preguntas que despiertan cada una de las 14 tecnologías del futuro mencionadas. Sin embargo, algo queda claro: el mundo está evolucionando y nosotros con él. Esperemos a ver a dónde nos llevará la ciencia y sus avances y qué nuevas sorpresas y aplicaciones llegan con ella.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here